Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Dos ballenas grises más fueron encontradas muertas esta semana en Alaska en medio del misterioso aumento de muertes de esta especie este año a lo largo de la costa oeste de los Estados Unidos, informa KTUUU, afiliada a la CNN.
A dead gray whale near Portage Bay

Una ballena gris muerta cerca de la Bahía de Portage, Isla Kodiak
Eso hace siete en Alaska y al menos 75 en total, en lo que la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica llama un "evento de mortalidad inusual", informa la estación.

Uno de los dos encontrados cerca de la isla de Kodiak en el Golfo de Alaska mostró signos de "depredación" de orcas, informa KTUU.

Dos más fueron descubiertos esta semana en el estado de Washington.

El mes pasado, los científicos de los océanos dijeron que estaban preocupados por la tasa de mortalidad, la más alta en casi dos décadas. Algunos de los mamíferos tenían bajo peso, lo que puede significar que no pudieron encontrar suficiente alimento en el agua, un posible resultado del cambio climático, dijo el vocero de la NOAA, Michael Milstein.

En todo el año pasado, se encontraron 45 ballenas grises en tierra, dijo la NOAA.

Las ballenas grises comen la mayor parte de su comida durante los veranos en el Ártico y migran para pasar la mitad del año en México.

Pueden llegar a pesar 90.000 libras. La especie estuvo en peligro hasta 1994.