Traducido por el equipo de Sott.net en español.

The Grayzone informa desde el Movimiento de Países No Alineados (MNA) de 2019, donde los delegados de más de 120 países ofrecieron apoyo crucial al presidente venezolano Nicolás Maduro y elaboraron una estrategia para contrarrestar la hegemonía financiera de Estados Unidos.
NAM caracas

La comunidad internacional real en un encuentro en Caracas.
A última hora de la tarde del 19 de julio, el Ministro de Relaciones Exteriores iraní, Javad Zarif, se bajó de un avión y se reunió con su homólogo venezolano, Jorge Arreaza, en la pista a las afueras de Caracas, con un abrazo entusiasta. Zarif estuvo en la ciudad para participar en la conferencia ministerial del Movimiento de los Países No Alineados (MNA).

"Hoy, en el Medio Oriente y en las regiones de América del Sur y América Latina, Estados Unidos está creando inestabilidad e inseguridad", declaró Zarif a los periodistas reunidos para su llegada. "La resistencia del pueblo venezolano contra Estados Unidos es muy importante para todos los países del mundo".

Anya Parampil: @JZarif y @jaarreaza están al frente y al centro de la foto oficial del Movimiento No Alineado.

Irán y Venezuela son los blancos primarios del imperio bajo Trump, sujetos al terrorismo económico y las amenazas constantes de guerra. Ambos han enfrentado la agresión de EEUU en meses recientes y aún se yerguen con orgullo.
Un día después, los dos ministros de Asuntos Exteriores en conflicto aparecieron junto a una serie de delegados de alto nivel de todo el mundo, desde África hasta América Latina y Asia. La posición de Zarif y Arreaza al frente y al centro del grupo envió un mensaje innegable sobre el propósito del Movimiento de los Países No Alineados en 2019.

Fundado oficialmente en 1961 por iconos postcoloniales como el presidente egipcio Gamal Abdel Nasser, el ghanés Kwame Nkrumah, el indio Jawaharlal Nehru y el líder yugoslavo Josef Tito, el MNA fue concebido originalmente como una alianza entre países que buscaban independizarse de los bloques de poder de Estados Unidos y de la Unión Soviética durante el apogeo de la Guerra Fría.
non aligned movement

El Movimiento No Alineado durante la Guerra Fría: Nehru de India, Nasser de Egipto, y Tito de Yugoslavia.

Sin embargo, el fin del colapso de la URSS no negó la relevancia del MNA. Casi 30 años después del final de la Guerra Fría, Estados Unidos sigue intentando realizar operaciones de cambio de régimen o llevar a cabo una agresión económica sin precedentes contra los Estados miembros del MNA, así como contra Rusia y China. Con la participación de Moscú y Pekín, el grupo está experimentando una importancia renovada mientras se prepara para enfrentarse a la tiranía financiera estadounidense como nunca antes.

Durante décadas, los Estados Unidos han intentado intimidar a los Estados independientes mediante medidas coercitivas unilaterales como las sanciones económicas. Los veintiún países actualmente incluidos en la lista de sanciones del Departamento del Tesoro, excepto Sudán del Sur, son miembros oficiales del MNA o gozan de la condición de observadores.

La conferencia de Caracas se centró en unir a los Estados miembros del MNA contra el unilateralismo de Estados Unidos. A pesar de sus diversas y a menudo conflictivas agendas e ideologías políticas, los delegados afirmaron unánimemente su búsqueda de un mundo multipolar y su deseo de construir un sistema financiero internacional independiente del control estadounidense.

Al concluir la reunión, el Movimiento de Países No Alineados adoptó por unanimidad un documento final que estableció oficialmente un Grupo de Trabajo del MNA sobre sanciones, encabezado por Venezuela. La declaración de Caracas estableció que los miembros del MNA explorarán planes para demandar a los EE.UU. ante la Corte Internacional de Justicia por la aplicación de sanciones económicas.

Ante la amenaza de la agenda de la cumbre del MNA, el ministro de Asuntos Exteriores venezolano Arreaza dijo a The Grayzone que funcionarios estadounidenses habían tratado de presionar a los diplomáticos para que no volaran a Caracas. Pero fueron reprendidos en general.

Según Arreaza, la exitosa convocatoria de la cumbre representó "un fracaso de la diplomacia estadounidense" que se dio a entender por "120 países [que] no están alineados con Estados Unidos... quieren ser libres, quieren ser independientes".

"Somos la vacuna contra el unilateralismo", subrayó el ministro de Asuntos Exteriores. "El Movimiento de Países No Alineados es la vacuna contra el cáncer que representa la imposición, la dominación de este poderoso gobierno para controlar a los hombres y mujeres que creen en la humanidad".

Una aprobación global de la legitimidad de Maduro

La reunión del MNA en Caracas tuvo lugar apenas seis meses después de que Estados Unidos intentara instalar al político opositor Juan Guaidó como presidente de Venezuela. Cincuenta y cuatro gobiernos alineados con Europa y Estados Unidos en todo el mundo se unieron a Washington para reconocer a Guaidó, a pesar de que no haber logrado establecer el control sobre una sola institución de gobierno.

"Tenemos el apoyo del mundo", insistió Guaidó el 18 de julio.

Pero la cumbre del MNA proporcionó una clara reprimenda a la pretensión de Guaidó de obtener la aprobación internacional. Representantes de más de 120 naciones, así como de organizaciones internacionales como la Unión Africana, las Naciones Unidas y el Movimiento Nacional Hostosiano para la Independencia de Puerto Rico llegaron a Caracas en un apoyo explícito a la autoridad del presidente venezolano Nicolás Maduro.

El embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, destacó la ironía de las afirmaciones de legitimidad de Guaidó. "En el mundo hay 193 países y Estados Unidos cita sólo 54", dijo Moncada, refiriéndose a los delegados que llenaron la sala de la cumbre antes que él. "Aquí hay 120 naciones. Dos tercios de las Naciones Unidas creen que el gobierno de Nicolás Maduro es el gobierno legítimo de Venezuela".

El éxito de la cumbre del MNA fue particularmente relevante para la lucha del Embajador Moncada por mantener el estatus de Venezuela en la ONU. En junio de este año, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, dio una condescendiente arenga en una reunión de la Asamblea General en la que exigió a Mocada que "se fuera a casa" mientras exhortaba a otros Estados a revocar las credenciales de su gobierno. Pero en la reunión del MNA, el mayor bloque de miembros de la ONU reprendió implícitamente a Pence.

Los delegados en la cumbre del MNA aprobaron por unanimidad un documento que denunciaba los esfuerzos de Estados Unidos para llevar a cabo un cambio de régimen en Venezuela. Además, agradecía a Maduro por su trabajo como Presidente del MNA y anunciaba su apoyo a la candidatura de su país para servir en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Cuando los delegados llegaron a la cumbre del MNA el 18 de julio, las fotos de un Guaidó en traje de baño que se sumergía en el Caribe aparecieron en los medios de comunicación locales. Guaidó había estado visitando la Isla Margarita de Venezuela, donde agradeció públicamente al parlamento de la Unión Europea por solicitar sanciones aún más severas contra el país.


Anya Parampil: Recuérdenme, ¿quién es el presidente de Venezuela?
La aparición de Maduro en la cumbre dos días más tarde representó un marcado contraste con la foto de Guaidó. Vestido con un traje oscuro y proyectando confianza ante cientos de diplomáticos y ministros de relaciones exteriores de todo el mundo, el presidente reflexionó sobre los desafíos que su gobierno tuvo que enfrentar a lo largo de su mandato de tres años como presidente del movimiento.

"Durante estos tres años no nos han faltado ni hemos fallado al Movimiento de los Países No Alineados", afirmó el presidente Maduro en su discurso ante delegados y ministros el 20 de julio. "Y estos tres años son tres años en los que hemos enfrentado nuestras mayores pruebas políticas internas en Venezuela."


Comentario: Esto puede ser parte de la ecuación de por qué han golpeado tan duramente a Venezuela en los últimos años: si pueden "atacar" al país que actualmente encabeza el MNA, entonces "envían un mensaje" a todos sus miembros...


El mandato presidencial de Maduro ha sido testigo del intento de la oposición venezolana, apoyada por Estados Unidos, de derrocarlo a través de numerosas campañas violentas de desestabilización, sobre todo a través de las protestas de guarimba en 2014 y 2017. Después de sólo unos meses en el cargo, la Administración Obama calificó a la administración de Maduro como una "amenaza a la seguridad nacional", sentando las bases para sanciones que redujeron drásticamente su capacidad de acceso al crédito en el mercado internacional. El año pasado, Maduro sobrevivió a un intento de asesinato con explosivos atados a drones en un desfile militar. Luego vino el intento de golpe de Estado de este año.

Ante su audiencia en el MNA, Maduro transmitió un tono de optimismo. "Este siglo XXI es nuestro siglo", proclamó. "Es el siglo de la libertad, es el siglo del fin de los imperios, y apenas comienza en 2019. Aunque la batalla es dura... no importa cuán sangrientos o criminales sean los ataques, si estamos decididos a ser libres, nada ni nadie nos detendrá. ¡Hermanos y hermanas del mundo, nada, nadie puede detener el curso de la nueva historia que se está abriendo paso!"
Ryabkov Sergey

Maduro y el Ministro del Exterior Suplente ruso Sergey Ryabkov en el MNA.
"Esto es terrorismo económico"

En la cumbre del MNA, los países hicieron uso de la palabra uno por uno para describir el horrible impacto que las sanciones han tenido sobre sus propias poblaciones. La dramática escena fue el resultado de un esfuerzo emprendido por el ministro de Asuntos Exteriores venezolano Arreaza en febrero pasado para unir a tantas naciones como sea posible en torno a la defensa mutua de la soberanía nacional, la autodeterminación y la integridad territorial -los principios fundadores de la ONU y una inspiración para la carta fundacional de Bandung de 1955 que guía al MNA en la actualidad.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos castigó a Arreaza este abril por sus esfuerzos, anunciando sanciones contra él y amenazando con hacer lo mismo contra Zarif, el ministro del exterior iraní.

En julio, Estados Unidos impuso límites onerosos al movimiento de la misión de la ONU en Irán, restringiendo a los diplomáticos y sus familias a varias cuadras de la ciudad de Nueva York, el aeropuerto John F. Kennedy y rutas de viaje preaprobadas por el Departamento de Estado. La gravedad de las limitaciones no tiene precedentes.

En la cumbre del MNA, Zarif entregó quizás la denuncia más contundente de las sanciones estadounidenses. "Sólo busquen en Google 'terrorismo'", urgió Zarif, de Irán. "Esta es la definición que les dará el diccionario: uso ilegal de la violencia o intimidación, especialmente contra civiles, en busca de ganancias políticas"... así que, por favor, amigos, dejen de usar [el término] 'sanciones'... las sanciones tienen una connotación legal. Esto es terrorismo económico... tenemos que decirlo una y otra vez."

Anya Pamparyl: Hoy en la Conferencia Ministerial del Movimiento de Países No Alineados: los Ministros de Relaciones Exteriores de Bolivia y Venezuela encabezan una reunión de docenas de países que se han unido para reafirmar la Carta de las Naciones Unidas y sus principios fundamentales, incluyendo la soberanía y la autodeterminación.

El ministro de Asuntos Exteriores iraní @JZarif dice que las sanciones son terrorismo, un acto de guerra empleado por Estados Unidos para fomentar el cambio de régimen en naciones que se resisten a la hegemonía estadounidense. Dice que la política fracasará en Irán, Venezuela, Cuba y Siria.

"Ellos no negocian con terroristas y nosotros tampoco."
Turquía, un miembro de la OTAN que ha sido amenazado con sanciones por la administración de Trump por sus planes de comprar el sistema ruso de defensa de misiles S-400, también se opuso al unilateralismo de Estados Unidos durante el debate.

"El poder no es un juego de suma cero", insistió el enviado de Ankara, afirmando el firme rechazo de su gobierno a los esfuerzos de Estados Unidos por derrocar al gobierno de Venezuela.

En nombre de la República Árabe Siria, el Embajador Khalil Biar reiteró "la plena y apremiante solidaridad" de su gobierno con la administración de Maduro, "para frustrar los planes agresivos de cambiar por la fuerza el gobierno legítimo de este país hermano".

China, Cuba, Nicaragua, Namibia, la República Popular Democrática de Corea y Surinam fueron sólo algunos de los países que se pronunciaron en contra de las sanciones en la reunión.

Aunque Rusia no era miembro oficial del Movimiento de Países No Alineados, envió a su segundo diplomático más poderoso, el viceministro Sergey Ryabkov, para observar la cumbre y celebrar reuniones bilaterales en la capital venezolana. Ryabkov acusó a los EE.UU. de estrangular a Venezuela con una mano mediante la imposición de sanciones, mientras que a los carteristas les robó con la otra mediante la congelación de sus activos en bancos occidentales.

Para contrarrestar la creciente dependencia de Washington del sabotaje económico contra las naciones independientes, Ryabkov hizo hincapié en la necesidad de reducir la dependencia internacional del dólar estadounidense con alternativas al sistema financiero controlado por Estados Unidos.

"Transformemos la dependencia en independencia", sugirió.

En una entrevista con The Grayzone, Ryabkov reflexionó que "en los últimos tiempos, la cultura de negociación, el patrón de compromiso, se ha vuelto casi completamente ausente de la caja de herramientas de la diplomacia estadounidense".

"Después del final de la Guerra Fría, los Estados Unidos tardaron mucho en darse cuenta de que no existe tal cosa como que todo el mundo esté de acuerdo con lo que los Estados Unidos piden o exigen", explicó, "en ausencia de estas sofisticadas herramientas, la siguiente opción rentable sería las sanciones, antes de hacer uso de la fuerza militar".

Ryabkov dijo a The Grayzone que, según el análisis del gobierno ruso, Estados Unidos ha sancionado a casi 70 países en las últimas décadas, lo que ha afectado la vida de más de un tercio de la población mundial.

"Creo que será contraproducente, no se puede sostener de esta manera", predijo, añadiendo que "la gente evitará [las medidas], en términos literales, y la gente encontrará formas de defenderse y protegerse".


El mundo "disminuirá el papel del dólar y del sistema bancario estadounidense": Ministro ruso en el Movimiento de los Países No Alineados
Desafiando al dólar y enviando a EE.UU. a un frenesí

Las sanciones unilaterales de los Estados Unidos sólo son eficaces porque el sistema económico mundial depende en gran medida del dólar y de las estructuras financieras occidentales. Como reconoció este mes de junio incluso Foreign Policy, uno de los medios favoritos de la diplomacia estadounidense, "todo este acoso es posible porque el dólar estadounidense sigue siendo la moneda de reserva del mundo". La excesiva dependencia de la intimidación económica ha acelerado el nacimiento de un sistema alternativo que permite a las naciones fuera de la esfera de influencia occidental realizar negocios en sus propios términos.

"China, Rusia, otros, en este momento creamos alternativas [a la economía internacional controlada por Estados Unidos]", informó el viceministro de Relaciones Exteriores Ryabkov a The Grayzone, "entonces probablemente pasaremos a [utilizar] no sólo monedas nacionales, sino canastas de monedas... utilizaremos formas que disminuirán el papel del dólar y del sistema bancario estadounidense".

En los últimos años, los participantes del MNA, incluyendo a Rusia, India, Turquía, China y Venezuela, han vendido importantes tenencias de su deuda con EE.UU., al mismo tiempo que han aumentado sus reservas de oro.

En septiembre de 2018, Rusia, Turquía e Irán se comprometieron a comerciar en monedas locales, incluyendo gas y petróleo. En abril, Moscú y Ankara crearon un fondo de inversión conjunta financiado íntegramente en euros. Al mes siguiente, Venezuela vendió 570 millones de dólares en oro a los Emiratos Árabes Unidos, que se pagaron en efectivo y en euros.

Durante el Foro Económico de San Petersburgo de este mes de junio, el presidente ruso Vladimir Putin declaró que era hora de "repensar el papel del dólar, que se ha convertido en un instrumento de presión para sus emisores en todo el mundo".

Tras la cumbre del MNA, el ministro de Economía venezolano, Tareck El Aissami, anunció el establecimiento en su país de un sistema de pagos para cumplir con las obligaciones con Rusia que se cubrirán con rublos.

Los acontecimientos han llevado a la clase política de EE.UU. hasta el frenesí.

En enero, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, emitió una amenaza velada en Twitter:

John Bolton: Mi consejo a los banqueros, corredores, comerciantes, facilitadores y otros negocios: no trafiquen con oro, petróleo u otros productos venezolanos robados al pueblo venezolano por la mafia de Maduro. Estamos dispuestos a seguir actuando.
Cinco meses después, el dólar estadounidense experimentó una fuerte caída. En julio de este año, Credit Suisse predijo que seguiría cayendo, mientras que el banco privado de JP Morgan aconsejó a sus clientes que diversificaran sus tenencias de divisas porque "el dólar estadounidense podría perder su condición de moneda dominante en el mundo".

Un día después de que JP Morgan publicara ese informe, dependía de los pulgares inusualmente activos del Presidente Donald Trump el reavivar la confianza en el dólar.

En su cuenta de Twitter, Trump insistió: "Sólo tenemos una moneda real en los EE.UU., y es más fuerte que nunca, fiable y confiable. Es, por mucho, la moneda más dominante en el mundo, y siempre seguirá siéndolo. ¡Se llama el dólar de los Estados Unidos!"


Donald J. Trump: ... De forma similar, la "moneda virtual" de Facebook Libra tendrá poca importancia o fiabilidad. Si Facebook y otras empresas quieren convertirse en un banco, deben buscar una nueva Carta Bancaria y estar sujetas a todas las Regulaciones Bancarias, al igual que otros Bancos, tanto nacionales...

...como internacionales. Sólo tenemos una moneda real en los EE.UU., y es más fuerte que nunca, fiable y confiable. Es, por mucho, la moneda más dominante en el mundo, y siempre seguirá siéndolo. ¡Se llama el dólar de los Estados Unidos!
El nacimiento de una estructura financiera alternativa

Sin embargo, no es sólo la moneda estadounidense la que se enfrenta a un reto como ningún otro desde la Segunda Guerra Mundial, sino la arquitectura financiera de Wall Street y Washington la que proporciona la base del imperio occidental. El núcleo de esta estructura es el sistema SWIFT, la red global que ha procesado todas las transacciones bancarias internacionales desde su creación en 1973.

Bloomberg informó este mes de julio que Venezuela había tomado medidas para unirse a la alternativa rusa a SWIFT. Rusia comenzó a desarrollar su propio Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros (SPFS, por sus siglas en inglé) en 2014, después de que Estados Unidos amenazara con bloquear el acceso de Moscú a SWIFT como castigo por la negativa de Putin a ceder Ucrania oriental a las fuerzas alineadas con la OTAN.

A lo largo de los años, SWIFT ha cumplido fielmente las exigencias de las sanciones estadounidenses. El pasado mes de noviembre, la institución anunció que se desconectaría de las instituciones financieras iraníes, incluido el banco central del país, para cumplir con las sanciones, lo que impulsó a los países europeos a construir su propio sistema de pagos para mantener relaciones comerciales con Teherán.

El desarrollo subrayó el extremismo de la política de sanciones de la Administración Trump, que amenaza con alienar incluso a los aliados tradicionales del capital estadounidense.

"Es muy preocupante que cuanto más presiona Estados Unidos a Europa para que abandone una política común, más la empuja a completar verdaderas alternativas al sistema financiero estadounidense", comentó a Foreign Policy el ex jefe de la oficina de sanciones del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, John E. Smith.

A pesar de la malevolencia de la política de sanciones de EE.UU., el ruso Ryabkov no está convencido de que Europa vaya a romper pronto con Washington. "En última instancia, creo que seguirán a los Estados Unidos", comentó.


Comentario: Que es de hecho lo que hemos visto suceder. Europa, constituida como "la UE", seguirá a los EE.UU. por el caño.


Hacia un nuevo orden mundial

Históricamente, el Movimiento de los Países No Alineados ha proporcionado un espacio para que los países anteriormente colonizados actúen como una liga unificada en la búsqueda de intereses comunes. Y en su forma inicial, fue diseñado para estar libre de la influencia de los Estados Unidos o de la Unión Soviética. Pero en 2019, Rusia participó en el MNA como Estado observador. Mientras tanto, las naciones norteamericanas y europeas constituyen la gran mayoría de los setenta y tres Estados que permanecen excluidos del movimiento.

Hoy en día, el Movimiento de Países No Alineados existe simplemente como una coalición de naciones unidas en su resistencia a la afirmación brutal de la supremacía económica y política de Estados Unidos y Europa.

Mientras las delegaciones se preparaban para la foto oficial de la cumbre de 2019 del MNA, los países típicamente entendidos como enemigos mortales como India y Pakistán o Arabia Saudita e Irán estaban hombro con hombro en una expresión de unidad. Para estas naciones, la imagen era el reconocimiento de que su supervivencia individual como Estados soberanos, independientemente de su ideología, requeriría más cooperación que nunca.

Los medios corporativos occidentales apenas transmitieron estas imágenes, pero el futuro que representan como mayoría global puede ser pronto imposible de ignorar.
Sobre la autora

Anya Parampil es una periodista con sede en Washington, DC. Anteriormente, fue anfitriona de un programa diario de noticias progresistas de la tarde llamado In Question en RT America. Ha producido y reportado varios documentales, incluyendo reportajes sobre el terreno desde la península de Corea y Palestina.