Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Se le llama un evento de calentamiento estratosférico repentino y, a diferencia de lo que el nombre podría sugerir, el raro fenómeno podría significar un estallido de clima muy frío para Nueva Zelanda en las próximas semanas.
‘Sudden Stratospheric Warming’ event could bring icy weather to New Zealand
© NIWA
NIWA dice que un evento de 'Calentamiento Estratosférico Repentino' podría traer un clima helado a Nueva Zelanda el próximo mes.
Un evento de calentamiento estratosférico repentino (SSW, por sus siglas en inglés) comienza cuando la temperatura de la estratósfera - que está entre 30 y 50 km sobre el nivel del suelo - sobre el Polo Sur sube más de 25 grados centígrados. Los meteorólogos creen que es probable que esto suceda la próxima semana.

Y lo que es más importante, tiene el potencial de interferir con el anillo de clima tormentoso y helado que rodea a la Antártida, que se encuentra en su punto más fuerte en esta época del año - y que conocemos mejor como el vórtice polar que ha sido apodado la "bestia del este" - amenazando con enviar una serie de explosiones frías desde el Polo Norte a Europa Occidental y al Reino Unido, junto con la costa este de los Estados Unidos.

Mientras que esta masa de aire helada y arremolinada es usualmente efectiva para mantener las condiciones duras e invernales encerradas cerca del polo, un SSW puede ayudar a debilitarla o desplazarla en la estratósfera.

Esto envía estas masas frías filtrándose hacia el vórtice polar troposférico, influenciando potencialmente nuestros propios patrones climáticos.

El meteorólogo de Niwa Ben Noll dijo que, durante un gran SSW, los vientos en la estratosfera se invirtieron de oeste a este.

"Durante aproximadamente un mes después del SSW, las masas de aire polar, conocidas como serpentinas, pueden desprenderse del vórtice debilitado y desplazarse hacia Nueva Zelanda", dijo.

Lea el artículo completo en inglés aquí