La Policía trata de localizar al propietario del felino, que lo tenía en su casa como una mascota. Las leyes del país galo castigan con penas de cárcel la posesión de animales salvajes sin los permisos necesarios.
france panther
© Facebook / SDIS 59
El 'lindo gatito' de Armentières, Francia, el 18 de septiembre de 2019.
Los habitantes de la comuna de Armentières, situada cerca de Lille, al norte de Francia, definitivamente no esperaban ver este miércoles en sus tejados a una pantera negra deambulando cual gato callejero e inspeccionando desde lo alto el transcurrir de la vida local.

Sin embargo, ahí estaba ella, vagando con tranquilidad por el techo de un edificio de tres plantas y asomándose por las ventanas de los áticos. El paseo duró aproximadamente una hora y culminó con la captura del felino cuando entró en una vivienda por una ventana abierta y al lugar de los hechos acudieron Policía, bomberos y veterinarios.

Las autoridades iniciaron una investigación sobre el caso y determinaron que el animal pertenecía a un particular que lo tenía en su casa, de la cual el felino había escapado.


La Policía trata ahora de localizar al propietario, al que acusan de poner en peligro a sus vecinos, para interrogarle sobre cómo adquirió la pantera y en qué condiciones la mantenía. La posesión de animales salvajes sin los permisos necesarios se castiga en Francia con penas de prisión y cuantiosas multas.


Este 'lindo gatito' de entre cinco y seis meses no demostró un comportamiento agresivo y nadie resultó herido durante su captura. Tras ser sedado y enjaulado, fue puesto bajo el cuidado de la Liga de Protección de los Animales, que decidió enviarlo a un zoológico donde pueda estar en mejores condiciones.