Traducido por el equipo de Sott.net en español

Con una depresión de nivel superior que se desplaza hacia el este, una fuerte nevada barrió desde el jueves la Región Autónoma de Xinjiang Uygur en el noroeste de China, lo que redujo drásticamente la temperatura y forzó el cierre de algunos tramos de la autopista.
Braving the cold, police officers and civil border guards patrol a ranch on the border with Mongolia in Changji, Xinjiang Uygur autonomous region, on Sunday
© Zhou You
Enfrentándose al frío, agentes de policía y guardias civiles de fronteras patrullan un rancho en la frontera con Mongolia en Changji, región autónoma de Xinjiang Uygur, el domingo.
La temperatura más baja en la ciudad de Kuitun, en el norte de Xinjiang, descendió significativamente a -14 grados centígrados. Los residentes locales se ponen ropa más gruesa para combatir la ola de frío.


La nieve también golpeó el condado de Manasi en la Prefectura Autónoma de Changji Hui, donde el mercurio se sumergió por debajo de los 10 grados centígrados.
El departamento de saneamiento local envió seis quitanieves para limpiar la nieve espesa que ya se había acumulado en las carreteras.

"La nieve es tan extensa y pegajosa. Si no se retira a tiempo, la nieve que cae sobre el vehículo será tan pesada que la pala no podrá ser levantada. Así que lo limpiamos cada 30 a 40 minutos para garantizar la eficiencia del trabajo", dijo Chen Jun, un conductor de quitanieves en el condado de Manasi.

Según los observatorios meteorológicos locales, esta nevada duró más de siete horas, alcanzando una profundidad de nueve centímetros.

El viento nevó las carreteras provinciales y las carreteras nacionales en el condado autónomo de Mori Kazajstán, en la prefectura autónoma de Changji Hui, lo que afectó a casi 200 kilómetros. Al reducir la visibilidad a 10 metros, la policía local cerró inmediatamente las secciones afectadas y llevó a cabo un control temporal del tráfico de más de 200 camiones grandes y más de 30 automóviles.