Numerosos países comenzaron a aislar a cientos de ciudadanos evacuados de la ciudad china de Wuhan en un esfuerzo por detener la propagación mundial de una epidemia que ha matado a 170 personas, y Corea del Sur hizo un llamamiento a la calma ante las protestas en un centro de cuarentena.

Trabajadores china
© China Daily via REUTERS
Trabajadores fabrican trajes protectores en una fábrica, mientras el país es golpeado por una epidemia del nuevo coronavirus, en Chaohu, provincia de Anhui, China, el 28 de enero de 2020.
Las bolsas y divisas asiáticas registraban descensos al aumentar el número de muertos en China y de casos en todo el mundo, lo que alimentaba la preocupación de que China, la segunda economía más grande del mundo, pueda verse gravemente afectada.

Existe una creciente preocupación de que miles de fábricas chinas que trabajan durante las vacaciones del Año Nuevo Lunar puedan tener dificultades para volver al trabajo la semana próxima debido a las extensas restricciones de desplazamientos impuestas para detener la propagación del virus.

Google (del grupo Alphabet Inc) y la sueca IKEA se unieron a otras grandes empresas paralizando su actividad en China, y aumentó la lista de eventos deportivos afectados por el virus. En este sentido, la Asociación de Fútbol de China aplazó los partidos nacionales en 2020 y los partidos de clasificación para los Juegos Olímpicos de fútbol femenino en Australia están en duda, ante la cuarentena al equipo chino en un hotel de Brisbane. La Comisión Nacional de Sanidad de China dijo que el número total de muertes por el coronavirus en el país se elevó a 170 hasta el final del miércoles y el número de pacientes infectados se incrementó a 7.711.

Casi todas las muertes se han producido en la provincia central de Hubei, donde viven unos 60 millones de personas y que ahora está prácticamente bloqueada. El virus afloró el mes pasado en un mercado de animales salvajes vivos en la capital de la provincia, Wuhan.

Se han notificado infecciones en al menos otros 15 países con 104 casos confirmados. Pero no se han producido muertes fuera de China.

Es demasiado pronto para determinar la tasa de mortalidad, ya que es probable que haya muchos casos con dolencias más leves que no se detecten. Al igual que otras infecciones respiratorias, se propaga entre las personas por las gotas de la tos y los estornudos.

Tiene una incubación de entre uno y 14 días, y hay indicios de que puede propagarse antes de que aparezcan los síntomas.

El ministro de la Comisión Nacional de Salud de China, Ma Xiaowei, ha dicho que el virus era infeccioso durante la incubación, lo que no ocurrió con el síndrome respiratorio agudo y grave (SRAS), otro coronavirus que surgió en China y que mató a unas 800 personas en 2002-2003.

El Comité de Emergencia de la Organización Mundial de la Salud se volverá a reunir el jueves para decidir si el virus constituye una emergencia mundial. Han sido motivo de especial preocupación los casos de transmisión entre humanos en Alemania, Vietnam y Japón.

AISLAMIENTO

Los países que sacan a sus ciudadanos de China tienen que decidir qué hacer con ellos, dados los esfuerzos para controlar el virus.

Australia, Corea del Sur, Singapur y Nueva Zelanda pondrán en cuarentena a todos los evacuados, independientemente de que muestren síntomas durante al menos dos semanas, mientras que Estados Unidos y el Japón están planteándose un aislamiento voluntario durante períodos más cortos.

Dos de los tres retornados de Japón que dieron positivo en la prueba del virus en Tokio el jueves no mostraron síntomas de sus infecciones.

Manifestantes surcoreanos utilizaron tractores para bloquear el acceso a las instalaciones destinadas a centros de cuarentena en las ciudades de Asan y Jincheon el miércoles.

Un puñado de manifestantes que pedían que el centro de cuarentena se ubicara más lejos de los hogares y escuelas en Jincheon se reunieron fuera del recinto el jueves.

"Soy madre de dos niños de 3 y 4 años", dijo Lee Ji-hyun. "Estaba tan preocupada que los envié a casa de mis suegros."

El presidente Moon Jae-in instó a la gente a no ceder al miedo mientras el país se preparaba para evacuar al primero de los 700 ciudadanos de Wuhan.

"Las armas que nos protegerán del nuevo coronavirus no son el miedo y la aversión, sino la confianza y la cooperación", dijo Moon.

Se espera que vuelen a Wuhan hasta cuatro vuelos de evacuación surcoreanos a lo largo del jueves.

Singapur dijo que iba a llevar a 92 ciudadanos a casa el jueves y todos ellos, y el personal del Ministerio de Asuntos Exteriores que los acompañe, serán trasladados al hospital o puestos en cuarentena durante 14 días. Cerca de 200 estadounidenses, en su mayoría diplomáticos y familias, que fueron trasladados por avión desde Wuhan el miércoles, permanecerán aislados en una base militar estadounidense en California durante al menos 72 horas, dijeron las autoridades.

Un segundo vuelo con evacuados japoneses de Wuhan aterrizó en Japón el jueves con nueve personas que mostraron síntomas de fiebre o tos, informó la cadena NHK.

La crisis está teniendo un impacto importante en la economía de China.

Un economista del Gobierno dijo que el crecimiento del primer trimestre podría caer un punto, situándose en el 5% o menos.

Algunas aerolíneas están suspendiendo vuelos a China, entre ellas British Airways, Lufthansa, Air Canada y American Airlines.

Google dijo que cerraría temporalmente todas sus oficinas en China y la sueca IKEA dijo que había cerrado temporalmente todas sus tiendas en China.

En muchas ciudades chinas, las calles están en gran parte desiertas.

Las atracciones turísticas están cerradas, mientras que las cafeterías de Starbucks exigen que se tome la temperatura a la gente y que se pongan máscaras.

Información de Pei Li y Muyu Xu en Pekín, Samuel Shen y David Stanway en Shanghái, Josh Smith, Sangmi Cha y Joyce Lee en Seúl, Chang-Ran Kim en Tokio y Se Young Lee; escrito por Michael Perry; editado por Stephen Coates y Robert Birsel; traducido por Tomás Cobos