Traducido por el equipo de Sott.net en español

El clima en Islandia sigue siendo turbulento esta semana y la región de los fiordos occidentales es la más afectada. Hay una alerta meteorológica naranja en vigor y la tormenta del noreste con fuertes nevadas continuará hasta mañana. La advertencia naranja permanece en marcha hasta las 20.00 de esta tarde.
snow
© Ívar Kristjánsson
El barco de la Guardia Costera Týr está llegando a Flateyri como precaución, ya que el pueblo está en alerta de avalancha, al igual que Patreksfjörður. Algunas propiedades residenciales en ambas comunidades han sido evacuadas como precaución, y algunos edificios industriales en Ísafjörður han sido evacuados por la misma razón.


Según la Oficina Meteorológica de Islandia, también ha habido un fuerte viento del este que ha afectado al norte y al este, con importantes precipitaciones en el este de Islandia. El sur de Islandia tiene vientos más suaves del sur con aguanieve y lluvias dispersas, pero mucho sol entremedio.


Se espera que el noreste de Islandia haga más viento esta tarde antes de que las cosas se calmen durante la noche. Mañana (miércoles) debería estar relativamente tranquilo en todas las partes de Islandia.


El pronóstico del tiempo del jueves se ve bien y debería ser un día ideal para disfrutar de alguna recreación al aire libre antes de que el próximo sistema de baja presión se mueva para el fin de semana.

Los residentes de los fiordos occidentales informan que la nieve se ha desplazado a la parte superior de las puertas en la última de una serie de tormentas que traerán fuertes nevadas este invierno. El despeje de caminos y entradas ha sido inusualmente desafiante este invierno y los presupuestos de los municipios para el despeje de nieve en muchas partes del país se están agotando.
snow

Un enorme montón de nieve sobre un edificio residencial en Flateyri, Islandia.
En el momento de escribir este artículo, todos los caminos en los fiordos occidentales son intransitables o están cerrados. Esto incluye los caminos cerca de Súðavík y Flateyri que están cerrados debido al riesgo de avalancha.

La mayor parte de la Ruta 1 está abierta, aunque Vatnsskarð en el noroeste está cerrada y Holtavörðuheiði, también en el noroeste, es muy difícil de pasar.
snow
© Ívar Kristjánsson