(España) - Un importante cambio de tiempo nos trae frío y nieve en cotas muy bajas coincidiendo con el confinamiento por el coronavirus. Aunque el viernes pasado empezó la primavera astronómica, los últimos días del mes de marzo vendrán marcados por el ambiente invernal en toda Catalunya con nieve en cotas muy bajas y con heladas que la próxima madrugada matarán algunas cosechas en el interior.
Imagen de una nevada en la N-420 en Gandesa (Terra Alta).
© Joan Revillas
Imagen de una nevada en la N-420 en Gandesa (Terra Alta).
La protagonista de este jueves es la nieve que cae en cotas cada vez más bajas. Así, esta tarde podremos grabar imágenes insólitas de nuestro pueblo o ciudad teñidos de blanco. Esta vez, sin embargo, debido al estado de alarma por el coronavirus, nos tendremos que conformar viendo la nieve desde la ventana o el balcón de casa sin poder salir a jugar a la calle.


Nieve en la costa

En general, la cota de nieve oscila entre los 400 y los 600 metros pero, en momentos de chaparrón, se desplomará aire frío de las capas altas de la atmósfera y nevará en cotas inferiores. Así pues, podemos tener sorpresas en forma de nieve en algunas zonas de la costa.

Más de 5 cm de nieve por encima de los 700 m

Los chubascos de nieve se pueden presentar en cualquier punto de Catalunya. La mayoría durarán poco rato. Atención, sin embargo, porque se acumularán más de 5 centímetros de nieve en muchas zonas situadas por encima de los 700 metros.

Peligran las cosechas

A última hora de este jueves desaparecerán las precipitaciones y se abrirán claros. La próxima madrugada los cielos quedarán despejados y las heladas podrían matar algunas cosechas en el interior donde las temperaturas rondarán los 0ºC pero, en algunos casos, bajarán hasta los -2 o -3ºC. Eso puede matar parte de la cosecha de almendras y algunas variedades tempranas de fruteros como los melocotoneros o los albaricoqueros.

Cambio de hora: llega el horario de verano

Este fin de semana llega el horario de verano. La madrugada del domingo tendremos que adelantar una hora los relojes: a las dos, serán las tres.

Tanto sábado commo el domingo, el tiempo será mucho más estable con dominio del sol y con temperaturas diurnas más agradables. Por las tardes, sin embargo, podríamos tener alguna sorpresa en forma de chubasco aislado. Crecerán nubarrones que podrían dejar algún chaparrón típicamente primaveral.

Frío y más nieve la semana que viene

Una nueva bajada de las temperaturas podría afectar Catalunya los próximos lunes y martes, coincidiendo con los dos últimos días del mes de marzo. El frío invernal llegará acompañado de algunas precipitaciones que, por lo tanto, serían en forma de nieve en cotas muy bajas. Todo eso podría pasar entre el próximo lunes por la tarde y sobre todo de cara al martes.