Una intensa ola de calor azota California con temperaturas que rozan los 40 grados Celsius. Esto había sobrecargado el sistema eléctrico de la región debido a la gran demanda de energía provocando apagones. La empresa que maneja la red inicialmente descartó que volviese a ocurrir este escenario, pero luego declaró el nivel 3 de emergencia.
Nuevos apagones amenazan a California, EE.UU., por el intenso calor
© AFP 2020 / JOSH EDELSON
Los bomberos al lado de un bosque en llamas.
California Independent System Operator (California ISO) dispuso el pasado viernes 14 de agosto los primeros cortes de energía rotatorios en casi 20 años, cuando solicitó a las empresas de energía del estado suspender el suministro de electricidad. Las tres mayores empresas eléctricas del estado Pacific Gas & Electric, Southern California Edison y San Diego Gas and Electric dejaron sin luz a más de 410.000 viviendas y negocios.

Además, debido a la interrupción del suministro de electricidad, dejó de funcionar una bomba en una planta tratadora en Oakland, causando que las aguas residuales salieran del alcantarillado y derramaran 189.270 litros (50.000 galones) en una vía navegable, indicó el Distrito de Servicios Municipales de East Bay.

Al día siguiente, Pacific Gas & Electric anunció que había iniciado interrupciones rotativas que afectaron a aproximadamente 250.000 clientes luego de un pedido del operador de la red de California. La compañía instó a los clientes a "conservar energía", haciéndose eco de sus pautas anteriores sobre la ola de calor que también incluyen la recomendación de mantener las ventanas cubiertas y abstenerse de usar aparatos eléctricos.


El sábado 15 por la tarde, California ISO informó que no necesitaba ordenar la interrupción del suministro eléctrico dado que la red tuvo la capacidad para soportar el consumo de energía. No obstante, luego anunció una nueva emergencia de nivel 3, declarada cuando la demanda comienza a superar el suministro disponible.


La medida fue adoptada en el estado debido a que el calor alcanzó al menos 38°C en muchas zonas y se incrementó el uso de los aparatos de aire acondicionado.

Las altas temperaturas están afectando la mitad del territorio de EEUU. Desde Texas hasta California y por toda la costa hasta el estado de Washington, el calor castiga a millones de estadounidenses con temperaturas sofocantes para estas latitudes. Los meteorólogos advierten que este tiempo se mantendrá por lo menos unos 10 días más, en los que el servicio eléctrico estará a prueba.

A este calor se le suman los numerosos incendios forestales en las zonas montañosas del estado de Colorado, donde en estos momentos se combate el cuarto incendio más grande jamás registrado, junto a otros más.