El jueves pasado, pescadores locales hallaron un total de 137 (136 machos y una hembra) ejemplares de lobo marino varados sin vida y en avanzado estado de descomposición sobre la arena en Cabo San Lázaro, municipio de Comondú.
One of the 137 dead sea lions is seen on the beach in Baja California Sur state.
© SEMARNAT
Uno de los 137 leones marinos muertos aparecidos en la playa del estado de Baja California Sur.
De manera inmediata, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) envió a inspectores federales para abrir un acta administrativa e iniciar la investigación pertinente. Además, tomaron muestras de los cadáveres y solicitaron pruebas de laboratorio para conocer las causas de las muertes de los ejemplares hallados.


Asimismo, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) también fue informada sobre esta tragedia ambiental.

Respecto del manejo de los cadáveres, que al parecer fueron enterrados en el mismo sitio donde fueron hallados, participaron integrantes de la Red de Varamiento de Mamíferos Marinos de La Paz.

En primera instancia, se pensó que los lobos marinos pudieron haber muerto a causa de la presencia de marea roja, es decir, por la proliferación de microalgas tóxicas en el mar. Sin embargo, ni las mencionadas dependencias ni la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) han emitido comentarios sobre los posibles motivos.

De acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 059, los lobos marinos (Zalophus californianus) son considerados como especies "Sujetas a Protección Especial".