Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Una pequeña manada de ballenas piloto ha quedado varada en el puerto de Macquarie en la escarpada costa oeste de Tasmania, sólo semanas después de que un varamiento masivo en el mismo puerto dejara cientos de muertos.
The Department of Primary Industries, Parks,

El Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente está respondiendo a los informes de que cuatro ballenas han quedado atrapadas en el puerto de Macquarie, en la costa oeste de Tasmania, donde 470 de los mamíferos quedaron varados el mes pasado (en la foto)
El Departamento de Industrias Primarias, Parques, Agua y Medio Ambiente responde a los informes de que una gran ballena piloto quedó varada en el puerto cerca de Strahan el sábado por la tarde.

Tres ballenas piloto más pequeñas, que estaban nadando con la ballena grande antes de quedar varada, también permanecen en el puerto.

Las ballenas parecen estar sanas y deberían ser devueltas al mar el domingo, dice el biólogo de vida silvestre Sam Thalmann.

"El puerto es un gran y complejo entorno marino, con aguas muy oscuras y una intrincada línea de costa que hace difícil la detección de estas ballenas", dijo. "Sin embargo, una vez que las ballenas se estabilicen, haremos todos los esfuerzos posibles para devolverlas al mar".

Esto viene después de que alrededor de 470 ballenas piloto de aleta larga fueron encontradas varadas en bancos de arena en el puerto de Macquarie a finales de septiembre - el mayor encallamiento masivo registrado en Australia.

Después de una semana de esfuerzo de rescate, sólo 111 pudieron ser salvadas, dejando a las autoridades la espantosa tarea de deshacerse de más de 350 cadáveres.

Tasmania es el único estado del país en el que grupos masivos de ballenas y delfines quedan varados regularmente, según el DIPIPWE.

Las razones incluyen desventuras, desorientación causada por vías de agua poco profundas o mares agitados, o incluso la respuesta de huida cuando están en contacto con una especie superior.

Las ballenas piloto de aleta larga están involucradas más frecuentemente en varamientos masivos en el estado de la isla.

Las ballenas encalladas mueren con mayor frecuencia por deshidratación. Los animales tienen una capa muy gruesa de grasa que los mantiene calientes en las temperaturas de las profundidades del mar, pero hace que se sobrecalienten rápidamente cerca de la superficie.

Una ballena varada también puede morir aplastada por su propio peso, sin que el agua le sirva de apoyo, o si quedan varadas en aguas profundas pueden ahogarse si se cubren sus orificios nasales.