Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Jueves de consternación por la tarde cerca de la reserva natural de Bolloheide en Tremelo. Un hombre de 83 años, Frans R., que buscaba a su perro fugitivo, un corso de caña, fue encontrado sin vida.
dog attack
Fue un excursionista quien encontró el cuerpo sin vida del octogenario en el bosque a primera hora de la tarde. Según la oficina del fiscal, no hay ninguna acción maliciosa involucrada. "Una autopsia el viernes tendrá que aclarar la causa exacta de la muerte", dice la jueza de prensa Sarah Callewaert de la oficina del fiscal de Lovaina. "Pero no se ha cometido ningún crimen en esto". El doctor en derecho, el laboratorio judicial y el departamento de investigación criminal local investigaron la reserva natural en la frontera de Tremelo y Grootlo (Heist-op-den-Berg).

Inyección para el perro

Debido a que la causa exacta de la muerte del hombre no está clara, se realizará otra autopsia del cuerpo el viernes. Presumiblemente el hombre fue atacado por su perro.

Durante la noche, los dueños del refugio de animales De Zorghoeve en Kortenaken fueron llamados por el fiscal para que vinieran a recoger el perro. "Actualmente estamos llevando el animal a nuestro veterinario contratado en Bekkevoort", dicen Iris y Marc Dekeyser de De Zorghoeve. "Allí lo pondrán a dormir. Es la primera vez que tenemos que hacer algo así en estas circunstancias. No es divertido, pero es nuestro deber. "La pareja recogió el perro del hijo de la víctima que vive cerca del bosque.

Fuente: https://www.nieuwsblad.be/cnt/dmf20201015_96606669