Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Las muertes inexplicables de vida marina siguen causando ansiedad en el Lejano Oriente de Rusia. El martes se filmaron peces, pulpos y cangrejos varados en tierra a cientos de kilómetros del lugar donde se dio la alarma por primera vez.
Kamchatka marine life
© Reuters / Dmitry Sharomov
ARCHIVO FOTOGRÁFICO: La vida marina muerta es arrastrada a la orilla debido a la inexplicable contaminación del agua en la región de Kamchatka.
Un vídeo del desastre ecológico cerca de la aldea de Ozernovskiy en la costa occidental de Kamchatka muestra criaturas marinas muertas dispersas a lo largo de una zona de 50 metros de ancho de la playa. La península, a unos 7.000 km al este de Moscú, alberga uno de los entornos más prístinos de la Tierra.

Las imágenes son similares a las que se obtuvieron en la Bahía de Avacha, en la costa oriental opuesta, a finales de septiembre, cuando numerosos animales marinos llegaron a la costa. Por tierra, la distancia entre Ozernovskiy y la Bahía de Avacha es de unos 250 kilómetros.

Los científicos han volado al lugar en helicóptero para tomar muestras del agua y retirar el suelo y los cadáveres de animales para su análisis, dijeron las autoridades locales. La Fiscalía y el organismo de vigilancia del medio ambiente Rosprirodnadzor también están enviando a su gente a Ozernovskiy.

"Nos enfrentamos a un nuevo fenómeno a gran escala que la ciencia aún no ha comprendido", dijo el gobernador de Kamchatka, Vladimir Solodov.


El hecho de que las playas cercanas a Ozernovskiy estén limpias, según los testigos, y debido a la gran distancia entre los dos puntos de contaminación, es poco probable que la "instalación local construida por el hombre cerca de Petropavlovsk-Kamchatsky" sea la culpable del desastre, señaló.

El gobernador se refería presumiblemente al vertedero de productos químicos de Kozelsk, que se encuentra en el río que desemboca en la bahía de Avacha. Se ha considerado una posible fuga del vertedero entre las posibles razones de la muerte del 95 por ciento de la vida marina de la zona. Se cree que le tomará a la fauna hasta 15 años para recuperarse completamente.

Las muestras de agua tomadas de la Bahía de Avacha después del desastre mostraron que la concentración de fosfatos, hierro, fenoles y amonio era siete veces más alta de lo normal. Pero no se pudo establecer un agente específico que causara la contaminación.

El Comité de Investigación de Rusia ha lanzado una investigación criminal sobre el incidente.