Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La ciudad de Whitehorse continúa excavando en la primera gran tormenta de nieve de la temporada que vio caer unos 45 centímetros el 2 de noviembre y es un proceso que probablemente llevará semanas, dice el gerente de operaciones Richard Graham.
A bobcat is used to help clear snow in downtown
© Crystal Schick/Yukon News
Un quitanieves ayudar a limpiar la nieve en el centro de Whitehorse el 4 de noviembre. La ciudad de Whitehorse todavía está cavando para salir de la primera gran tormenta de nieve de la temporada que vio caer unos 45 centímetros el 2 de noviembre y es un proceso que probablemente llevará semanas.
"Ha sido un mes largo", dijo con una risa en una entrevista el 5 de noviembre, reconociendo plenamente que sólo han pasado cinco días en el mes hasta ahora.


Aunque Graham no pudo dar una cifra precisa (aparte de describirlo como "mucha") sobre cuánta nieve había sido arada y trasladada a los depósitos de nieve de la ciudad, dijo que el proceso completo llevará tiempo y que la ciudad está pidiendo la paciencia del público y que se mantenga a distancia del equipo.


Graham dijo que el equipo de 45 personas de la ciudad dedicado al mantenimiento de las carreteras tiene personal trabajando cinco turnos de 12 horas en comparación con los cuatro turnos habituales de 10 horas en una semana. Esto significa que los equipos de la ciudad están fuera 24/7 lidiando con la nieve. Además, se han asignado otros empleados de la ciudad para ayudar a quitar la nieve y la ciudad también ha contratado a contratistas para trasladar la nieve cargada a los camiones. Otros funcionarios de la ciudad de varios departamentos estaban fuera paleando frente al lugar de trabajo - limpiando la nieve frente al ayuntamiento, el edificio de servicios municipales, y más, dijo Graham.

No es inaudito que la ciudad contrate ayuda externa a veces para quitar la nieve, pero Graham señaló que eso es algo que se hace típicamente en la primavera cuando hay un gran derretimiento. Esta es probablemente la primera vez que la ciudad ha llamado a contratistas para ayudar a mover la nieve.


Lea la noticia completa en inglés aquí