Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Este artículo es en referencia a un artículo que publiqué hoy temprano, sobre que Saturno y Júpiter están a punto de hacer algo que no se ha visto desde el año 1226.


Júpiter y Saturno están a punto de hacer algo que no se ha visto desde el año 1226
Jupiter and Saturn Alignment
© This work, “jupsat1,” is adapted from Stellarium by Patrick Hartigan, used under GPL-2.0, and provided under CC BY 4.0 courtesy of Patrick Hartigan
Una vista que muestra cómo aparecerá la conjunción Júpiter-Saturno en un telescopio apuntando hacia el horizonte occidental a las 18:00 horas CST, 21 de diciembre de 2020. La imagen está adaptada de los gráficos por el software del planetario de código abierto Stellarium.
A continuación se muestra un extracto del libro "No por fuego sino por hielo" sobre el ciclo retrógrado solar.

Anteriormente, mencioné la Pequeña Edad de Hielo, que comenzó a principios de 1600. Lo que no mencioné, es que las pequeñas edades de hielo se repiten en ciclos. Estudios pioneros de Rhodes W. Fairbridge y John E. Sanders de la Universidad de Columbia muestran que nuestro clima oscila - caliente a frío, frío a caliente - en un ciclo confiable y predecible, volviéndose mucho más frío y húmedo cada 178,73 (±0,27) años.

El ciclo es causado por el movimiento retrógrado del sol, o en el sentido de las agujas del reloj, alrededor del centro de masa - el baricentro - del sistema solar. Llamado el ciclo retrógrado solar, este ciclo implica cambios tanto en la velocidad de giro solar como en la producción solar (la producción solar disminuye abruptamente). El movimiento retrógrado en sí mismo es producido por la atracción gravitatoria de los planetas; principalmente Saturno y Júpiter. Cuando Saturno y Júpiter están ambos en el mismo cuadrante del sistema solar, ejercen una mayor atracción sobre el sol. El ciclo es innegable. "La ciclicidad solar debe ser considerada ahora como un hecho de la vida", dijeron los dos profesores eméritos. (Tanto Fairbridge como Sanders fueron profesores eméritos de geología en la Universidad de Columbia. Cada uno de ellos publicó extensamente en geología y astronomía.

Probablemente la figura más importante en el campo del retrógrado solar fue el difunto Dr. Theodor Landscheidt, fundador del Instituto Schroeter para la Investigación de los Ciclos de Actividad Solar en Waldmuenchen, Alemania. El Dr. Landscheit comenzó a publicar sus resultados en 1976.

En la Tierra, el ciclo retrógrado solar desencadena fluctuaciones en la intensidad del campo geomagnético y causa cambios climáticos abruptos y extremos. Los cambios son tan severos que en cada dos tiempos del ciclo - aproximadamente cada 360 años - la tierra se hunde en una pequeña edad de hielo.

Este ciclo ha plagado nuestro planeta durante cientos de millones de años.

"El ciclo de 360 años de la Pequeña Edad de Hielo aparece claramente en la Formación Morrison en el Jurásico", dice el geólogo investigador Jack Sauers. "Se correlaciona con la caída del Imperio Romano. Se correlaciona con la caída del Imperio Sumerio. Se correlaciona con la caída del Imperio Otomano (cuando Ghengis Kahn fue arrasado por el norte). Se correlaciona con la caída del Imperio Griego. Y ahora coincide con el colapso de varios imperios modernos".

Desafortunadamente, el último latido del ciclo de la Pequeña Edad de Hielo ocurrió hace casi exactamente 360 años. "Si este patrón se mantiene", dijeron Fairbridge y Sanders, "entonces se puede esperar que comience una Pequeña Edad de Hielo comparable... a principios del siglo XXI".

Pero espera. Se pone peor. Multiplica el ciclo de la Pequeña Edad de Hielo por cuatro, y obtienes un ciclo de 1440 años de condiciones climáticas aún más duras. Este ciclo, descubierto en la capa de hielo de Groenlandia, fue reportado por Paul Mayewski y otros en 1997. (Journal of Geophysical Research, 30 de noviembre de 1997)

El ciclo de 1440 años trae consigo cambios "dramáticos y rápidos" en el clima (seco en algunas zonas, húmedo en otras) y la expansión de los glaciares en todo el mundo. El ciclo parece estar relacionado con las oscilaciones internas del sistema climático oceánico, dice Mayewski (que atribuyo al vulcanismo submarino, desencadenado por los cambios en la intensidad geomagnética, desencadenados por los cambios en el sol).

Sea cual sea la causa, se ha encontrado un ciclo similar de 1440 años en los núcleos de las profundidades marinas del Atlántico Norte (Bond et al., Science, 14 de noviembre de 1997). Nuestro clima se sumergió en condiciones frías hace unos 4200 años, dijo Bond. Declinaciones similares ocurrieron hace 2800 años y 1400 años, lo que significa - lo adivinaron - que el próximo latido del ciclo de 1400 años está por llegar.

Como si eso no fuera suficiente, multiplique el ciclo de 1440 años por ocho, y obtendrá 11.520, que es sospechosamente cercano al ciclo de 11.500 años de la edad de hielo.

Así que aquí estamos. El siguiente golpe del ciclo retrógrado solar de 179 años llegará. El siguiente ritmo del ciclo de 360 años de la Pequeña Edad de Hielo está por llegar. El próximo ritmo del ciclo de la edad de hielo de 1440 años está programado. El siguiente golpe del ciclo de la edad de hielo de 11.500 años llegará. El siguiente golpe del ciclo de la edad de hielo de 100.000 años debe llegar... ¿y estamos preocupados por el calentamiento global?

Es ridículo estar preocupado por el calentamiento global.

Debemos prepararnos para una edad de hielo. Como dicen Fairbridge y Sanders, "Los dados de la naturaleza están realmente cargados". Si podemos prestar atención a las lecciones de la historia escritas tan claramente en el registro geológico, tal vez podamos recargar esos dados a nuestro favor.