Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El Coronavirus había estado infectando a la gente en los EEUU incluso antes de que China reportara sus primeros casos el 31 de diciembre de 2019, según reveló una investigación de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) y la Cruz Roja Americana.
Patient being treated from Covid-19 at Roseland Community Hospital in Chicago
© Reuters / Shannon Stapleton
Paciente tratado de Covid-19
Los médicos estadounidenses registraron oficialmente su primer paciente de Covid-19 el 19 de enero de 2020, pero los resultados de un artículo publicado en la revista Clinical Infectious Diseases sugieren que el virus podría haber estado circulando en los EEUU antes de eso.

Los investigadores estudiaron casi 7.400 donaciones de sangre realizadas en nueve estados de EEUU entre el 13 de diciembre de 2019 y el 17 de enero de 2020. La evidencia de anticuerpos de Covid-19, cuya presencia sugiere que una persona estuvo en contacto con el virus, estuvo presente en 106 de esas muestras, según el estudio.

Esto significa que el coronavirus podría haber estado en los EEUU un mes antes de ver su primer caso confirmado, y semanas antes de que las autoridades chinas anunciaran la infección en la ciudad de Wuhan.

El análisis de los datos de los hospitales de todo EEUU a finales de 2019 también mostró un pico en los pacientes de gripe, muchos de los cuales tenían "tos fuerte" y otros síntomas respiratorios graves.

Los investigadores europeos también han especulado con que el coronavirus había estado presente en sus países antes de que China anunciara oficialmente el brote de la nueva cepa. Un estudio francés ha descubierto que había anticuerpos Covid-19 en muestras de sangre tomadas a principios de diciembre de 2019. Un estudio similar llevado a cabo por sus pares italianos reveló que las muestras en Italia ya mostraban anticuerpos en septiembre.

Virólogos españoles, mientras tanto, encontraron rastros de coronavirus en muestras de aguas residuales recogidas en marzo de 2019 - nueve meses antes de los acontecimientos en Wuhan.

Los orígenes precisos del coronavirus son actualmente desconocidos, pero los EEUU han estado haciendo activos intentos de culpar a China desde el comienzo de la pandemia. El presidente Donald Trump se ha referido a menudo a la enfermedad - que hasta ahora ha infectado a más de 13,8 millones de personas y ha matado a más de 271.000 en EEUU - como el "virus chino", provocando una vehemente protesta de Beijing.