Traducido por Nuevo Periódico

Un helicóptero que transportaba a la tripulación de rescate aéreo en un ejercicio de entrenamiento se estrelló en los Alpes franceses el martes y mató a cinco de seis a bordo.
This picture taken on Dec. 9, 2020, shows houses and a church under snow at the entrance of Bonvillard, France, where a helicopter crash left five dead with only the pilot surviving but badly wounded.
© AFP
Esta foto tomada el 9 de diciembre de 2020, muestra casas y una iglesia bajo la nieve a la entrada de Bonvillard, Francia, donde un accidente de helicóptero dejó cinco muertos y sólo el piloto sobrevivió pero resultó gravemente herido.
El primer ministro Emmanuel Macron confirmó la noticia y expresó su apoyo a familiares y amigos del tuit Via de la víctima.
"Esta noche en Saboya, tres miembros del Rescate Aéreo Francés y dos miembros del Servicio Aerien Francais (SAF) murieron en un accidente de helicóptero. Otro sobreviviente herido está luchando por su vida. Apoyo de la nación a las familias, amigos y colegas de estos héroes franceses "

Presidente Emmanuel Macron vía tweet
El helicóptero propiedad de la empresa privada SAF se encontraba realizando una misión de rescate de entrenamiento cuando cayó a 1.800 metros cerca de la localidad de Bonvillard en la zona de Savoie. La alarma la dio el piloto superviviente que logró salir disparado del helicóptero antes del accidente y resultó gravemente herido.

Un equipo de 40 personas y 3 helicópteros fueron enviados a la misión de rescate de inmediato. Los helicópteros no pudieron acercarse al lugar del accidente debido a la densa niebla. En cambio, el sobreviviente fue encontrado por un equipo de personal que se acercó a pie.

El motivo del accidente aún se desconoce, pero las autoridades creen que podría haber sido causado por el mal tiempo.

'Una nación de luto': primer ministro

Tras el incidente, el primer ministro Jean Castex tuiteó sus condolencias y apoyo a las familias y amigos de las víctimas. Dijo en referencia a los empleados de SAF:
"No compartían el mismo uniforme pero compartían la misma misión: salvar vidas. Sus muertes dejan a toda una nación de luto ".

El primer ministro francés Jean Castex vía tweet