Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Por segundo día consecutivo, el domingo, docenas de aldeas lejanas y remotas, incluidas las ciudades fronterizas de Keran, Karnah y Tanghdar, permanecieron aisladas debido a la acumulación de nieve y a las condiciones resbaladizas de los caminos en el norte de Cachemira, informó una agencia de noticias, United News of India (UNI).
Mughal Road in Rajouri, Jammu and Kashmir.

La carretera de Mughal en Rajouri, Jammu y Cachemira.
Mientras tanto, debido a la acumulación de hasta un metro de nieve desde el 8 de diciembre, el tráfico hacia las ciudades fronterizas de Gurez en Bandipora y Machil en Kupwara seguía suspendido.

"El tráfico siguió suspendido en docenas de aldeas lejanas y remotas, incluidas Kernah, Keran y Tanghdar, debido a las condiciones resbaladizas de las carreteras y a la acumulación de nieve", dijo a UNI por teléfono el domingo un funcionario no identificado de la Sala de Control de la Policía (PCR), Kupwara.


Añadió que desde el viernes pasado, la cima del Sadhna y el paso Phirkiyan recibieron de 30 a 60 cm de nieve fresca. "La operación de limpieza de nieve se ha iniciado en estas áreas después de la mejora del clima", dijo a la UNI, añadiendo que sólo después de obtener una señal verde de los funcionarios desplegados en el terreno, el tráfico se reanudará.


Esta semana, el tráfico fue suspendido por segunda vez en estas áreas. El tráfico se restableció en estas zonas fronterizas después de permanecer suspendido durante tres días, el viernes.

Un funcionario de la Sala de Control de la Policía (PCR) de Bandipora dijo a UNI que desde el 8 de diciembre Gurez, que está rodeado por la administración pakistaní-Cachemira (PaK) por tres lados, permanecía cerrado al tráfico. "El paso de Razdan, que conecta Gurez, Neeru y docenas de otras zonas cercanas a la Línea de Control con la sede del distrito de Bandipora, recibió una nueva nevada desde el viernes por la noche que obstaculizó la operación de limpieza de la nieve", dijo.
snow