Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Más de 12.400 personas en Israel han dado positivo en coronavirus después de haber sido vacunadas con la vacuna de Pfizer/BioNTech, incluyendo 69 que habían recibido su segunda dosis, dijo el Ministerio de Salud del país.
vaccination
© Reuters / Ammar Awad
Un hombre recibe la vacuna contra el coronavirus en Israel.
Unas 189.000 personas se sometieron a la prueba del Covid-19 después de ser vacunadas, y el 6,6% dio un resultado positivo, según los datos del ministerio recogidos por los medios israelíes. Al parecer, la mayoría se infectó poco después de recibir la primera inyección de la vacuna de dos dosis, un periodo en el que se espera que la inoculación no haya hecho todavía efecto.

Sin embargo, 1.410 personas dieron positivo dos semanas después de su primera inyección, momento en el que la inmunidad parcial ya debería haber surtido efecto.

Además, 69 pacientes se infectaron con el nuevo coronavirus a pesar de que ya se les habían administrado las dos inyecciones de la vacuna, dijo el ministerio. Israel comenzó a administrar las segundas dosis hace casi dos semanas, siendo el primer ministro Benjamin Netanyahu el primero en completar el curso

Pfizer ha dicho que se produce un pico de inmunidad entre el día 15 y el 21 después de la primera inyección, cuando la eficacia de su vacuna aumenta del 52 al 89%. Según ensayos anteriores, la protección ofrecida por la vacuna alcanza el nivel del 95% una semana después de la administración de la segunda dosis, dijo el gigante farmacéutico.

Cuando se trata de vacunas, los resultados de los ensayos clínicos pueden diferir de los resultados de la inmunización en el terreno, donde se administra a un número mucho mayor de personas.

El martes, el "rey" del coronavirus de Israel, Nachman Ash, se quejó al parecer ante los ministros israelíes de la insuficiente protección que ofrecía la primera inyección de la vacuna estadounidense. Resultó ser "menos eficaz de lo que habíamos pensado" y "menor de lo que presentó Pfizer", dijo Ash, citado por la Radio del Ejército.

Sin embargo, el jefe de la unidad de infecciones del Centro Médico Sheba -donde Netanyahu se vacunó- dijo a los medios de comunicación israelíes que la vacuna de Pfizer "funciona de maravilla" después de dos inyecciones. Según el profesor Gili Regev-Yohai, 102 de los médicos del centro fueron sometidos a pruebas una semana después de completar el curso de vacunación, y todos menos dos mostraron niveles de anticuerpos entre seis y 20 veces más altos que siete días antes.

Israel está a la cabeza del mundo en cuanto al ritmo de vacunación contra el nuevo coronavirus. En los últimos meses, unos 2,15 millones de personas han recibido las vacunas de Pfizer/BioNTech, y 300.000 ya han recibido las dos dosis.

A pesar de haber vacunado ya a más del 20% de su propia población, Israel no parece tan dispuesto a compartir la inmunización con los palestinos de los territorios ocupados. El miércoles, la Organización Mundial de la Salud expresó su "preocupación" por la desigualdad en el acceso a las vacunas entre israelíes y palestinos.

Un representante de la OMS para Palestina dijo que el organismo de la ONU ha mantenido conversaciones con las autoridades israelíes sobre la posibilidad de asignar vacunas a la Franja de Gaza y Cisjordania. La ministra de Sanidad israelí, Yuli Edelstein, ha dicho que su departamento podría ofrecer a las autoridades palestinas un excedente de dosis después de que los israelíes hayan recibido sus vacunas.