Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un equipo internacional de astrónomos ha encontrado indicios de que un planeta habitable puede estar al acecho en Alfa Centauri, un sistema estelar binario a sólo 4,37 años luz de distancia. Podría ser una de las perspectivas de planeta habitable más cercanas hasta la fecha, aunque probablemente no se parezca mucho a la Tierra si es que existe.
An image of Alpha Centauri
© NASA/ESA
Una imagen de Alfa Centauri por el telescopio espacial Hubble.
¿Qué es Alfa Centauri? Es el sistema estelar más cercano al nuestro, compuesto por tres estrellas diferentes. Están Alfa Centauri A y B, que son estrellas similares al sol que forman una órbita binaria apretada alrededor de la otra a unos 4,37 años luz de distancia. Y luego está Próxima Centauri, una pequeña enana roja que en realidad está más cerca de nosotros (a 4,24 años luz) y tiene una relación gravitacional mucho más débil con las otras dos estrellas.

Próxima Centauri está orbitada por dos planetas, uno de los cuales (Próxima b) parece ser un exoplaneta del tamaño de la Tierra en la zona habitable (la región de la órbita de una estrella donde puede formarse agua líquida en la superficie). Sin embargo, se cree que Próxima b está bloqueado por las mareas y es inundado por los vientos estelares, lo que significa que es poco probable que sea habitable.

Los nuevos hallazgos: El potencial del sistema Alfa Centauri para albergar mundos con vida siempre ha intrigado a los científicos, pero nunca se ha establecido ningún exoplaneta conocido en él, en parte porque la proximidad significaba que era demasiado brillante para que los astrónomos pudiesen realmente acotar cualquier objeto planetario en la zona. Sin embargo, en un artículo publicado el miércoles en Nature Communications, un equipo internacional de astrónomos que utiliza el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral, en Chile, encontró una brillante señal de imagen térmica procedente de la zona habitable de Alfa Centauri A.

Cuéntame más: La señal se obtuvo a través de Near Earths in the Alpha Center Region (NEAR), un proyecto de 3 millones de dólares apoyado por el ESO (el Observatorio Europeo del Sur) y Breakthrough Watch. Este último es una iniciativa respaldada por el multimillonario ruso Yuri Milner para buscar planetas rocosos del tamaño de la Tierra alrededor de Alfa Centauri y otros sistemas estelares situados a menos de 20 años luz de nosotros.

NEAR pudo impulsar actualizaciones del VLT que incluían un cronógrafo térmico, que puede bloquear la luz estelar y buscar firmas de calor procedentes de objetos planetarios cuando reflejan la luz de su estrella. Encontró la señal alrededor de Alfa Centauri A tras analizar 100 horas de datos.

Principales reservas: El planeta en cuestión aún no tiene nombre y su existencia no ha sido verificada. La nueva señal sugiere que es del tamaño de Neptuno. Esto significa que no estamos hablando de un mundo similar a la Tierra, sino de un planeta gaseoso cálido entre cinco y siete veces mayor que la Tierra. Si alberga vida, probablemente se trate de vida microbiana en sus nubes. Además, la señal podría deberse a otras explicaciones, como el polvo cósmico caliente, un objeto más lejano en el fondo o fotones perdidos.

Confirmar la existencia del planeta no debería ser demasiado difícil: los astrónomos sólo tienen que volver a observar el objeto y ver si su nueva posición se corresponde con una órbita. Todavía no está claro cuándo se llevará a cabo cualquier tipo de investigación de seguimiento.