Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los conservacionistas han culpado a la ola de frío estival de la muerte generalizada de un pequeño pájaro autóctono en el suroeste de Australia Occidental.
Some tree martin birds have survived and are being kept alive in incubators.
© Zac Bruce
Algunos martinetes arbóreos han sobrevivido y se mantienen vivos en incubadoras.
Un sistema de bajas presiones provocó temperaturas frías inusuales y fuertes lluvias en el sur de Australia Occidental durante varios días a partir del fin de semana.

El responsable de conservación de Parques y Vida Silvestre, Ben Lullfitz, dijo que tras el frío la gente había encontrado pájaros martinetes arbóreos muertos desde Augusta hasta Bunbury.

"Es un pájaro pequeño que se parece un poco a una golondrina. Básicamente, se alimentan de insectos y no les gusta el frío en verano, lo que les ha provocado bastante angustia", dijo.

El Sr. Lullfitz dijo que los pájaros no podían alimentarse ni regular su temperatura corporal durante las condiciones de frío.

Lea la noticia completa en inglés aquí