Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La nieve cubrió el miércoles partes de Siria, Líbano e Israel, bloqueando las carreteras, interrumpiendo el tráfico y posponiendo los exámenes en algunas universidades.
Snow Syria
© AP
Nieve en Siria
Amplias zonas de Siria quedaron cubiertas, incluida la capital, Damasco, que está siendo testigo de la primera nevada de este invierno. En las montañas de la provincia de Sweida nevó hasta 15 cm (6 pulgadas), según la agencia oficial de noticias estatal SANA.


Las carreteras de algunas provincias estaban bloqueadas. En la provincia central de Hama, las excavadoras quitaron la nieve para abrir las carreteras mientras los vehículos patinaban sobre el hielo, lo que provocó más trastornos en el tráfico.

La Universidad de Damasco suspendió los exámenes parciales previstos para el miércoles y el jueves en todas sus sedes de Siria debido a las extremas condiciones meteorológicas. Los puertos del país permanecieron abiertos.

En el noroeste de Siria, controlado por la oposición, los equipos de defensa civil han estado construyendo montículos de tierra desde el martes alrededor de los campamentos de desplazados para evitar que la lluvia inunde las zonas abarrotadas. Casi 3 millones de desplazados viven en el noroeste de Siria, la mayoría en tiendas de campaña y refugios temporales. Las fuertes lluvias del mes pasado dañaron más de 190 lugares de desplazamiento, destruyendo y dañando más de 10.000 tiendas de campaña.

En el vecino Líbano, la tormenta Joyce llegó a última hora del martes con vientos huracanados que registraron entre 85 km/h y 100 km/h. Se espera que la tormenta se fortalezca el jueves.


Rompiendo una racha de calor, el temporal trajo consigo fuertes precipitaciones, un fuerte descenso de las temperaturas y la mayor caída de nieve en el Líbano este año. Se espera que la nieve cubra zonas de altitud de hasta 400 metros, según el departamento de meteorología. Casi una docena de carreteras del este y el norte del Líbano fueron cerradas al tráfico a causa de la nieve.

El Servicio Meteorológico israelí pronosticó fuertes tormentas y temperaturas frías en gran parte del país, y se esperan nevadas en las zonas más altas a lo largo del miércoles, incluso en Jerusalén. Una fuerte nevada cubrió los Altos del Golán, ocupados por Israel, cerca de la frontera con Siria.