Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La capital alemana, Berlín, se ha visto obligada a sustituir algunos de sus autobuses eléctricos por otros diésel debido a los problemas de autonomía asociados al frío.
Berlin's E-bus
© Robert Radke, CC BY-SA 4.0
Berlín. La flota de autobuses electrónicos de Alemania ha tenido que hacer frente al reciente frío, ya que decenas de ellos han tenido que ser sustituidos por autobuses con motor diésel.
El frío en todo el mundo está poniendo de manifiesto la debilidad de las energías verdes y de los sistemas de transporte basados en ellas. En Texas, por ejemplo, millones de personas se han visto afectadas por apagones debido a que los paneles solares están cubiertos por la nieve y las turbinas eólicas están congeladas.

El clima extremadamente frío también ha provocado interrupciones en el transporte en toda Alemania. Un ejemplo es la flota de autobuses eléctricos de Berlín, Alemania.

Lea la noticia completa en inglés aquí