Al menos 327 especies protegidas de animales y plantas, en riesgo tras la destrucción del 80% de sus hábitats.
Bushfire in Victoria, December, 2020

Incendio forestal en Victoria, diciembre de 2020
Entre las terribles consecuencias de los incendios que asolan Australia desde septiembre (pérdida de vidas humanas, casas, naturaleza), se incluye también amenazar el futuro de al menos 327 especies protegidas de animales y plantas, que ven arrasado el 80 % de su hábitat, según informó este lunes el gobierno australiano.

Los fuegos han arrasado con una superficie de más de 80.000 kilómetros cuadrados (que es más grande que la que ocupa Irlanda) y se han cobrado la vida de 29 personas, afectan a más del 80 % de las áreas donde se distribuyen algunas de las especies. Y además, han puesto numerosas especies al borde del peligro de extinción: 272 especies de plantas, 16 mamíferos, 14 ranas, 9 aves, 7 reptiles, 4 insectos, 4 peces y una araña, según un documento emitido por el Ministerio australiano del Medioambiente. De ellas, 31 especies han sido clasificadas bajo las leyes como "en peligro crítico", otras 110 como "en peligro" y 186 como "vulnerable".

Estos datos oficiales se revelan semanas después de que un grupo de científicos de la Universidad de Sídney calcularan que los incendios forestales habrían afectado a más de mil millones de animales, entre ellos a una gran cantidad de koalas, que están en peligro de extinción en la costa este de Australia. Además, también han impactado a cuatro especies de aves migratorias que no han sido clasificadas como en peligro, de acuerdo con este estudio preliminar que abarca desde el 1 de agosto de 2019 hasta el 13 de enero de 2020.