Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Según el Centro de Avalanchas de la Sierra, un motorista de nieve murió en una avalancha provocada por el derrumbe de una cornisa en Frog Lakes Cliffs, cerca de Truckee, California, el sábado.
The Washoe County Sheriff's Search & Rescue
© JASON BEAN/RGJ
El equipo de búsqueda y rescate del sheriff del condado de Washoe responde a un rescate en moto de nieve en Tahoe Meadows, cerca de Reno, el 2 de abril de 2020.
De acuerdo con el informe del pronóstico de avalanchas, un grupo de tres motos de nieve circulaba por la zona de Frog Lakes Cliffs, cerca de Donner Pass, cuando uno de ellos se detuvo cerca de una cornisa que sobresalía de los acantilados.

Sin darse cuenta de lo cerca que estaban del borde, la persona dio unos pasos hacia el borde y provocó la ruptura de una sección de 40 pies de la cornisa, dijo el meteorólogo. La persona cayó con el hielo y la nieve que se derrumbaban y provocó una avalancha mayor en la ladera de abajo.

La avalancha "arrastró a la persona ladera abajo por encima de los acantilados y a través de rocas y toboganes", escribió el meteorólogo. La persona cayó más de 900 pies verticales.

La persona no quedó sepultada por el deslizamiento, pero fue encontrada con lesiones traumáticas en la superficie de la nieve. Según el informe, un transeúnte que presenció la avalancha llegó hasta la víctima y le practicó la reanimación cardiopulmonar, pero la persona no sobrevivió.

El informe no proporcionó ningún detalle sobre la persona que murió.

Los equipos de rescate acudieron al lugar y utilizaron un helicóptero para evacuar el cuerpo, según el informe. Los esfuerzos de recuperación fueron realizados por el SAR del condado de Nevada, el SAR nórdico de Tahoe, el equipo de perros de avalancha del condado de Placer, NAS Fallon/US Navy y Tahoe Donner XC.

El pronóstico de avalanchas para el sábado era moderado por encima y en la línea de árboles, lo que significa que las avalanchas provocadas por el hombre eran posibles en ciertos terrenos. El pronóstico advertía de avalanchas por viento.

A nivel nacional, las víctimas mortales de los aludes están a un ritmo casi récord. En lo que va de temporada, 33 personas han muerto en avalanchas. En la primera semana de febrero murieron 15 personas, la mayor cantidad en una semana desde 1910.

La muerte del sábado en Frog Lake Cliffs parece ser la primera en California esta temporada.