Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Las lluvias extremas de la última semana han provocado algunas de las peores inundaciones de las últimas décadas en el estado australiano de Nueva Gales del Sur, según informaron el lunes las autoridades, y algunos ríos están superando niveles récord.
flooding new south wales
© Dean Lewins/EPA
El puente New Windsor sumergido por las aguas de la crecida del río Nepean en Windsor, al noroeste de Sidney. El estado de Nueva Gales del Sur ha sufrido las peores inundaciones en un siglo
Miles de personas se han visto obligadas a abandonar sus hogares y otros cientos han tenido que ser rescatados de la crecida de las aguas que han aislado a decenas de ciudades en el estado más poblado de Australia.

Alrededor de 18.000 personas habían sido evacuadas por las inundaciones en Nueva Gales del Sur (NSW) hasta el lunes y los servicios de emergencia temían que hasta 54.000 personas pudieran ser desplazadas con la previsión de que las fuertes lluvias continuaran hasta el miércoles.


Comentario: A partir del 24 de marzo, ya son 40.000 las personas evacuadas.


"No hemos visto nada igual desde la década de 1960", dijo la primera ministra Gladys Berejiklian en una conferencia de prensa, según la CNN. En las partes del estado que han sido más afectadas, se trata de un acontecimiento que ocurre una vez al siglo; en otras regiones, como la zona de Hawkesbury, es un acontecimiento que ocurre "una vez cada 50 años", dijo.


La lluvia que sumerge grandes franjas del estado contrasta con las condiciones meteorológicas de hace un año, cuando las autoridades luchaban contra la sequía y los catastróficos incendios forestales, según Reuters.

"Las comunidades que fueron golpeadas por los incendios forestales están ahora siendo golpeadas por las inundaciones y por una profunda sequía anterior. No conozco ningún momento en la historia de nuestro estado en el que hayamos tenido estas condiciones meteorológicas extremas en una sucesión tan rápida en medio de una pandemia", dijo Berejiklian.


Comentario: Hay una conexión, aunque no es la que hará la primera ministra. Los fenómenos meteorológicos extremos son "la nueva normalidad" porque la humanidad se encuentra en un estado psicológico desastroso. En cierto sentido, al aplicar las medidas de bloqueo para "luchar contra la Covid", la primera ministra Gladys Berejiklian y otros dirigentes están provocando estos desastres naturales al llevar a la gente a su perdición.



Lea la noticica completa en inglés aquí