Los hombres son más vulnerables ante el coronavirus. La evidencia muestra que de manera consistente, la Covid-19 es mucho más grave en los pacientes masculinos. No es una cuestión de contagio, sino de desarrollo de síntomas graves una vez contraído el nuevo coronavirus. Los hombres se infectan al mismo ritmo que las mujeres, pero las probabilidades de que enfermen de gravedad o mueran es mucho mayor.
hombre recibe una vacuna
© Cordon Press
Un hombre recibe una vacuna contra el coronavirus en un hospital de Londres.
Además, los científicos observaron que las mujeres embarazadas, con elevados niveles de hormonas y que muchas veces presentan cuadros de inmunodepresión, reducían todavía más la probabilidad de mostrar síntomas graves de Covid-19. Eso fue lo que llevó a un grupo de investigadores del Hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles a dirigir su mirada hacia las hormonas femeninas.

Factores externos u hormonas

Aunque en un principio la disparidad en la gravedad de la enfermedad se achacaba a factores externos, como el hecho de que los hombres fuman más que las mujeres o se lavan menos las manos, ¿podría ser que hormonas como el estrógeno estuviesen protegiendo a las mujeres de la Covid-19?

La neumóloga Sara Ghandehari, al frente del estudio, explica en una entrevista al New York Times como en la UCI del hospital en el que trabaja el 75% de los pacientes ingresados en Cuidados Intensivos e intubados por culpa de la Covid-19 eran hombres. Eso fue los que les llevó a iniciar el estudio.

Muestra pequeña, resultados esperanzadores

De momento, la investigación está en fase muy temprana. La propia autora reconoce que es muy pronto para sacar conclusiones. Principalmente por el tamaño y la selección de la muestra: 40 hombres, predominantemente blancos e hispanos, obesos y muchos con patologías previas. Además, el estudio piloto no fue de 'doble-ciego', es decir, tanto los investigadores como los pacientes sabían si se les estaba administrando el tratamiento experimental.

Sin embargo, las conclusiones del estudio publicado en la revista Chest sí son alentadoras. Tras cinco días recibiendo dos inyecciones diarias con 100 mg de progesterona, los pacientes que recibieron en tratamiento se situaban 1'5 puntos por debajo de los pacientes de grupo de control en una escala de gravedad de la enfermedad sobre 7, siendo 1 la muerte y 7 "no hospitalizado y sin limitación de actividad". Los hombres que recibieron progesterona estuvieron, de media, 1'5 puntos menos graves sobre una escala de 7.

Las hormonas no explican la menor gravedad de las mujeres más mayores

Como decimos, se trata de una investigación piloto desarrollada a muy pequeña escala. Además, hay quienes dudan de la premisa inicial del estudio. Las mujeres más mayores siguen presentando un índice de gravedad de la Covid-19 muy por debajo del de los hombres. Mujeres que hace tiempo que dejaron atrás la menopausia y que por lo tanto han visto reducido drásticamente su generación de hormonas.

Hay científicos que apuntan a que esa diferencia de la gravedad de los síntomas de la Covid-19 en mujeres ancianas no se puede ser hormonal, y apuntan a diferencias genéticas todavía por descubrir.