Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La semana pasada tuvimos demasiadas esperanzas en cuanto a la previsión de buen tiempo, ya que llegó al país otro frente de nieve. Parece que al tiempo le da igual el mes que sea, ya que en varias regiones de Hungría, como Bakony, Kékestető, Pécs, el condado de Komárom-Esztergom y Normafa, se respiraba un auténtico ambiente invernal.
snow
© Zoltán Máthé/MTI
Bicicleta nevada en Tés el 14 de abril de 2021.
La nevada que comenzó el martes continuó durante la noche, ya que el frente frío y el viento tormentoso reunieron 30 cm de nieve en algunos asentamientos de Bakony.

Los observadores midieron un espesor de nieve de 29 centímetros en Zirc y 24 cm en Tés. El inesperado tiempo ha provocado interrupciones del tráfico en muchas partes del país.


Aunque el tiempo lluvioso no desaparecerá, al menos la temperatura subirá a partir de la próxima semana según Időkép, por lo que por fin podemos tener la esperanza de que la verdadera primavera acabe llegando.

Snowy road on the border of Tés.
© Zoltán Máthé/MTI
Carretera nevada en la frontera de Tés.
Snowy fruit tree in Tés
© Zoltán Máthé/MTI
Árbol frutal nevado en Tés el 14 de abril de 2021.