Traducido por el equipo de SOTT.net en español

En la aldea de Ulhitiya se perdieron dos vidas en 24 horas como consecuencia de los ataques de elefantes salvajes, lo que pone de manifiesto la necesidad de resolver el creciente conflicto.
elephant
D.M. Hemalatha, de 54 años, la segunda víctima del ataque de elefantes salvajes, había estado viviendo en la residencia de un vecino después de que su casa fuera destruida por elefantes salvajes el año pasado.

El incidente tuvo lugar a menos de un kilómetro de la residencia de Heen Manika, otra residente que murió a manos de un elefante salvaje, menos de 24 horas antes.

Mientras tanto, también se informó de un ataque de elefantes en la zona de Kurulubadda, en Polonnaruwa.

H.M. Dharmadasa, un agricultor que se dirigía a su campo en moto, fue atacado por un elefante esta mañana.

Fue ingresado en el hospital de Welikanda antes de ser trasladado al Hospital General de Polonnaruwa.

Los padres de Dharmadasa habían muerto en un ataque de elefantes salvajes en su residencia en 2004. Su hermano es actualmente discapacitado como consecuencia del ataque de un elefante.