Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra del JPL (NASA Jet Propulsion Laboratory) dirigirá el escenario de impacto hipotético para ver cómo responden los organismos internacionales a una predicción de impacto real.
Asteroid crater from space station
© NASA, International Space Station Expedition 59
Esta imagen fue captada por la tripulación de la Expedición 59 de la Estación Espacial Internacional mientras orbitaba a 400 kilómetros sobre Quebec, Canadá. A la derecha del centro, el lago en forma de anillo es un depósito moderno dentro del remanente erosionado de un antiguo cráter de impacto de 100 kilómetros de diámetro, que tiene más de 200 millones de años.

Durante la semana del 26 de abril, los miembros de la
Planetary Defense Coordination Office (PDCO) de la NASA participarán en un "ejercicio de simulación" para reproducir un escenario de impacto de asteroide. El ejercicio que representa este acontecimiento ficticio está dirigido por el Jet Propulsion Laboratory's Center for Near Earth Object Studies (CNEOS), lo que permitirá a la PDCO de la NASA y a otras agencias e instituciones científicas espaciales de los Estados Unidos, así como a las organizaciones internacionales del sector espacial, realizar un ejercicio de simulación. El PDCO de la NASA y otras agencias e instituciones de ciencias espaciales de los Estados Unidos, junto con agencias espaciales internacionales y socios, utilizarán el escenario ficticio para investigar cómo los observadores de objetos cercanos a la Tierra (NEO por sus siglas en inglés), los funcionarios de las agencias espaciales, los gestores de emergencias, los responsables de la toma de decisiones y los ciudadanos podrían responder y trabajar juntos ante una predicción de impacto real y simular la evolución de la información que esté disponible en caso de que se descubra una amenaza de impacto de asteroide.

El escenario de impacto ficticio tendrá lugar durante la séptima Conferencia de Defensa Planetaria de la IAA, organizada por la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), y evolucionará durante los cinco días de la conferencia, a partir del lunes 26 de abril. En varios momentos del programa de la conferencia, los responsables del ejercicio informarán a los participantes sobre el estado más reciente del escenario ficticio y solicitarán opiniones para los próximos pasos en función de los datos simulados que se "descubran" cada día. Este tipo de ejercicios están específicamente identificados como parte de la Estrategia nacional de preparación ante los objetos cercanos a la Tierra y plan de acción desarrollado durante un período de tres años y publicado por la Casa Blanca en junio de 2018.

"Cada vez que participamos en un ejercicio de esta naturaleza, aprendemos más sobre quiénes son los actores clave en un evento de desastre, y quién necesita saber qué información, y cuándo", dijo Lindley Johnson, Oficial de la Defensa Planetaria de la NASA. "Estos ejercicios, en última instancia, ayudan a la comunidad de defensa planetaria a comunicarse entre sí y con nuestros gobiernos para asegurar que todos estamos coordinados en caso de que se identifique una amenaza de impacto potencial en el futuro".

Hasta ahora, la NASA ha participado en siete escenarios de impacto: cuatro en anteriores Conferencias de Defensa Planetaria (2013, 2015, 2017 y 2019) y tres junto con la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA). En los ejercicios conjuntos de la NASA y la FEMA participaron representantes de varias otras agencias federales, incluidos los Departamentos de Defensa y de Estado.

"Los ejercicios de impacto hipotético de asteroides nos dan la oportunidad de pensar en cómo responderíamos en el caso de que un asteroide de tamaño considerable tuviera una posibilidad significativa de impactar contra nuestro planeta", dijo el Dr. Paul Chodas, director del CNEOS. "Los detalles del escenario -como la probabilidad del impacto del asteroide, dónde y cuándo podría producirse el impacto- se dan a conocer a los participantes en una serie de pasos a lo largo de los días de la conferencia para simular cómo podría evolucionar una situación real."

El escenario ficticio comienza el 26 de abril, cuando los astrónomos "descubren" un objeto cercano a la Tierra (NEO) potencialmente peligroso. Los detalles sobre la amenaza del asteroide imaginario para nuestro planeta evolucionarán a lo largo de los días de la conferencia, y los participantes en el ejercicio debatirán los posibles preparativos para las misiones de reconocimiento y desviación del asteroide y la planificación para mitigar los efectos de un posible impacto. Pero es un parámetro real que la comunidad internacional haya decidido que una probabilidad de impacto de 1 entre 100 es el umbral para comenzar las acciones de respuesta.

La Conferencia de Defensa Planetaria y su ejercicio sirven como precursores del lanzamiento del ensayo: Double Asteroid Redirection Test (DART),de la NASA, que es la primera demostración real de una tecnología de desviación de asteroides, y la primera misión de prueba del programa de Defensa Planetaria de la agencia. El lanzamiento de DART está previsto para finales de este año e impactará contra el asteroide Dimorphos en otoño de 2022 para cambiar su órbita en el espacio, lo que podría ser una técnica clave para mitigar un asteroide potencialmente peligroso en curso de colisión con la Tierra, si se descubre uno en el futuro. A través de una campaña internacional de observación, las observaciones de seguimiento de Dimorphos mediante telescopios terrestres monitorizarán la órbita de Dimorphos y medirán el cambio en el tiempo que tarda el asteroide en orbitar a su compañero mayor, Didymos, debido al impacto de DART.

"DART será la primera prueba para la agencia Defensa Planetaria, y los datos devueltos tras el impacto con Dimorphos ayudarán a los científicos a comprender mejor una forma en la que podríamos mitigar un NEO potencialmente peligroso descubierto en el futuro", dijo Andrea Riley, ejecutiva del programa DART en la sede de la NASA. "Aunque el asteroide contra el que impacta DART no supone ninguna amenaza para la Tierra, se encuentra en una ubicación perfecta para que realicemos esta prueba de la tecnología antes de que pueda ser realmente necesaria".

A partir del 26 de abril, esta página se actualizará a lo largo de la semana con rápidas instantáneas que recogen los resultados de cada paso del ejercicio. Para más información sobre el ejercicio, incluida una "hoja informativa" con los resultados actualizados, se podrá consultar la página del ejercicio en 2021 PDC Hypothetical Asteroid Impact Scenario.