Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un manto de nieve ha caído en las Tierras Altas de Escocia mientras el frío barre el país en mayo.
Snow has blanketed the Cairngorms this morning
© Cairngorm Mountain Scotland
La nieve ha cubierto los Cairngorms esta mañana
En los Cairngorms, en el norte del país, se han visto varios centímetros de nieve, lo que ha permitido esquiar en la cordillera.

Las condiciones adversas han sorprendido incluso a los lugareños, acostumbrados al clima invernal durante todo el año.

Gary Hodgson, propietario de una empresa de senderismo en las Highlands, dijo que "todavía es invierno" al compartir una foto de la materia blanca en el aparcamiento de Coire Cas en Aviemore esta mañana.


En el Cairngorm Cafe no se puede beber ni cenar al aire libre, ya que la instantánea muestra las mesas y sillas exteriores cubiertas por un manto de nieve.

Y parece que hay más en camino, ya que los meteorólogos de WXCHARTS prevén que el tiempo invernal continúe hasta las 21:00 horas en esa zona.

También se espera que siga haciendo mucho frío en toda la región montañosa, con temperaturas máximas de tan sólo 2°C a partir de las 2 de la tarde.

Los expertos prevén que las temperaturas se mantengan en un solo dígito durante el resto de la semana, ya que el clima inusualmente frío no da señales de ceder.

Es el segundo año consecutivo en que las horas de sol de abril superan el récord existente.

Mike Kendon, científico principal del Centro Nacional de Información Climática de la Oficina Meteorológica, dijo:
"Abril ha sido un mes increíblemente notable en cuanto a las estadísticas. A pesar de que las temperaturas siguen siendo obstinadamente bajas en muchas zonas, los días de sol largos han sido la norma y han superado ampliamente las medias, especialmente en el norte de Inglaterra, Gales y Escocia.

Una larga y prolongada racha de condiciones secas y asentadas sólo se vio interrumpida por unos pocos días húmedos en el oeste de Escocia en la primera mitad del mes, y las noches frías han sido la norma en todo el Reino Unido, especialmente en el norte de Inglaterra y Escocia, con una lectura mínima de -9,4°C en Tulloch Bridge el 12 de abril.

Las zonas de altas presiones se han establecido sobre o alrededor del Reino Unido, alimentando las condiciones de frío y creando noches despejadas que permiten que el calor se escape. Las altas presiones han impedido la actividad de los chubascos de abril que se suelen producir en esta época del año. Los cielos despejados durante el día han permitido que las temperaturas suban bajo un fuerte sol primaveral, para luego volver a perderse durante la noche. A principios de mes vimos una inmersión fría de aire marítimo ártico que trajo chubascos invernales con nieve tendida en algunas localidades, especialmente en el norte de Escocia."