Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Miles de animales domésticos y salvajes perecieron por no poder acceder al forraje encerrado bajo el hielo.
First reports about winter rains followed by lengthy spells of extremely cold weather on Yamal appeared in December 2020.
© Arctic Lab Yamal
En diciembre de 2020 aparecieron los primeros informes sobre lluvias invernales seguidas de largos periodos de frío extremo en Yamal.
En la península de Yamal se necesitan urgentemente nuevas ideas para rescatar el pastoreo de renos, dijeron los miembros de la expedición científica que acaba de regresar del viaje a su tundra septentrional.

"Observamos a los renos muertos en toda la tundra septentrional, y entre ellos había renos salvajes que también sufrían por el hielo y la falta de forraje. Los pastores nos mostraron que sus pezuñas estaban desgastadas de tanto cavar en el hielo", dijeron los investigadores Alexandra Terekhina y Alexander Volkovitsky, de la Estación de Investigación Ártica de Labytnangi, perteneciente al Instituto de Ecología Vegetal y Animal.


En diciembre de 2020 aparecieron los primeros informes sobre lluvias invernales seguidas de largos periodos de frío extremo en Yamal.

Los pastores, alarmados, dijeron que el clima inusual causó la formación de una gruesa capa de hielo -de hasta tres centímetros- sobre el liquen.

Para los renos, esto significa una tarea imposible para alcanzar el forraje cuando pastan en los pastizales de invierno, razón por la cual las pezuñas estaban tan desgastadas en los animales muertos vistos por los científicos.

Algunos de los animales domésticos de la península de Yamal abandonaron los pastos tradicionales de invierno y siguieron a los renos salvajes con la esperanza de sobrevivir.

Se calcula que, en primavera, el número de animales que podrían haber muerto de inanición era de miles.

Lea la noticia completa en inglés aquí