Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Una "ventisca" ha azotado las estaciones de esquí de Australia con más de un mes de antelación, en una señal de bienvenida para los esquiadores y snowboarders del país.
Thredbo ski resort

Una ventisca ha azotado las estaciones de esquí de Australia con más de un mes de antelación, lo que supone una señal de bienvenida para los esquiadores y snowboarders del país (en la imagen, la estación de Thredbo el miércoles por la mañana)
Las temperaturas descendieron hasta casi 0C el martes por la noche, lo que provocó un fuerte aguacero de nieve que cayó durante toda la noche en las montañas nevadas de Nueva Gales del Sur.

Las estaciones de esquí de Thredbo y Perisher recibieron un vertido de 10 cm de nieve sólo en el nivel del pueblo, con polvo mucho más profundo en la parte superior de las pistas.

Las nevadas de mediados de mayo son poco frecuentes en la región, pero son una señal de bienvenida para quienes esperan ponerse los esquís cuando la temporada de nieve se ponga en marcha en junio.

En Perisher se registraron 74,7 mm de lluvia durante la noche del martes, lo que provocó una gran nevada en toda la región.
"La nieve puede caer cuando la temperatura está justo por encima de cero porque tarda en derretirse al atravesar la capa poco profunda de aire más cálido", dijo el meteorólogo de Weatherzone Ben Domensino.
Las temperaturas cayeron hasta cerca de cero, pero un tiempo aún más frío hará que se produzcan nevadas masivas en las montañas nevadas de Nueva Gales del Sur durante el fin de semana.

Los expertos pronostican que un fuerte sistema se desplazará por la zona durante el fin de semana, lo que podría provocar otra gran nevada en la zona.

Aunque las nevadas de mayo probablemente se habrán derretido mucho antes de que comience la tradicional temporada de junio, es una buena señal que este año comience antes.

La Oficina de Metereología pronostica una temperatura máxima de 2C en el Valle de Perisher el viernes, que caerá hasta -3C el sábado y -6C el domingo.

Sólo se prevén 5 mm de lluvia, pero eso será suficiente para que caiga más nieve en la zona, que podría continuar hasta el martes con temperaturas similares.

Sydney tendrá temperaturas por debajo de los 10ºC durante el fin de semana, al igual que Melbourne, Adelaida y Hobart.

En Canberra, las temperaturas podrían descender hasta los -4ºC en el centro de la ciudad el domingo, cuando el frente frío atraviese la capital del país.