Traducido por el equipo de SOTT.net en español

La nieve ha caído en la Mile High City durante nueve meses consecutivos, abarcando 245 días.
Conditions near Larkspur as published by the National Weather Servic
© National Weather Service
Nieve cerca de Larkspur
Una temporada de nieve aparentemente interminable se ha apoderado de la Mile High City, donde los copos volaron por primera vez a principios de septiembre y volvieron a caer a última hora del lunes al martes. Una capa de varios centímetros de nieve cubrió gran parte de la región de Denver el martes por la mañana.

La nieve se acumuló sobre todo en las zonas de hierba y causó pocos problemas, pero prolongó una de las temporadas de nieve más largas de Denver de las que se tiene constancia, con 245 días.

Los primeros copos de la temporada cayeron en la ciudad el 8 de septiembre, cuando 2,5 cm cayeron sólo un día después de las altas temperaturas. Fue la primera nieve medible en septiembre desde 1994.

Aunque cayeron pequeñas cantidades de nieve en octubre (10 cm), noviembre (12 cm), diciembre (18 cm) y enero (8 cm), no fue hasta febrero cuando Denver empezó a recibir realmente la lluvia.

"Parece que en febrero las cosas cambiaron", dijo Jim Kalina, meteorólogo del Servicio Meteorológico Nacional en Boulder, Colorado. "Febrero [con 34 cm de nieve], marzo [86 cm] y abril [32 cm] estuvieron por encima de lo normal".

La nieve del martes se produjo cuando las temperaturas se desplomaron hasta casi el punto de congelación por la mañana y se pronosticó que alcanzarían los 40 grados negativos por la tarde, casi 30 grados más fríos que la media.

Las condiciones de frío en las Rocosas es parte de un patrón meteorológico inusual de mayo que ha producido temperaturas por debajo de lo normal desde Montana hasta el norte de Florida.