Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Kazajstán declaró el viernes que unos 350 antílopes saiga, en peligro crítico de extinción, habían muerto, probablemente a causa de un rayo, después de que los aldeanos encontraran sus cadáveres en tierras esteparias del oeste del país.
Critically endangered: Saiga antelopes are targeted by poaching, fuelled by demand for the animals' horn in Chinese medicine
© ANATOLY USTINENKO/ AFP
En peligro crítico de extinción: Los antílopes saiga son objeto de caza furtiva, alimentada por la demanda de sus cuernos en la medicina china.
El hallazgo se produjo durante la temporada de parto del Saiga, conocido por su distintiva nariz bulbosa.

El Ministerio de Ecología kazajo afirmó en un comunicado que la causa probable de su muerte fue un rayo, "ya que hay rastros de rayos en los cadáveres".


La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), cuya "Lista Roja" es la referencia científica para la fauna amenazada, incluye al saiga entre las cinco especies de antílopes en peligro crítico, con una población de unos 124.000 adultos.

Kazajistán alberga la gran mayoría de los animales, mientras que la región rusa de Kalmykia y Mongolia acogen poblaciones mucho más pequeñas.

En 2015, alrededor de 200.000 de los antílopes -más de la mitad de la población mundial total en ese momento- fueron eliminados por lo que los científicos determinaron más tarde que era una bacteria nasal que se extendió en condiciones inusualmente cálidas y húmedas.

En un estudio aéreo realizado en 2019, Kazajistán dijo que su población de saiga se estimaba en más de 330.000 individuos.

La caza furtiva es una amenaza persistente, alimentada por la demanda de cuerno en la medicina tradicional china. Los líderes de Kazajistán se comprometieron a tomar medidas enérgicas contra este delito después de que dos guardias estatales fueran asesinados por cazadores furtivos en 2019.

Fuente: AFP