Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los satélites de la NASA han detectado una mancha solar en el Sol que está arrojando radiación ultravioleta al sistema solar. Unas cuantas ondas de la radiación han mirado a la Tierra, dejando algunas partes del globo sin frecuencias de radio por debajo de los 20MHz.
Sunspot awakes from slumber to douse Earth in radiation which downs radio signals
© SPACE WEATHER
Una mancha solar despierta de su letargo para bañar a la Tierra con una radiación que reduce las señales de radio
Las erupciones solares pueden ser perjudiciales para las ondas de radio, ya que al chocar con la atmósfera se produce una ionización que resta energía a las ondas de radio.

La mancha solar en cuestión ha sido bautizada como AR2824 y fue encontrada por primera vez la semana pasada.

Sin embargo, se quedó en silencio durante unos días antes de despertarse y lanzar llamaradas solares al cosmos.

El Dr. Tony Philips del sitio de astronomía Space Weather escribió en su blog:
"Después de casi una semana de somnolienta tranquilidad, la mancha solar AR2824 vuelve a estallar.

Una llamarada impulsiva de clase C4.8 durante las últimas horas del 21 de mayo (1928 UT) fue seguida por una llamarada aún más fuerte de clase C6.1 el 22 de mayo (0256 UT).

'AR2824' está ahora acariciando la Tierra con pulsos de radiación ultravioleta.

Las ondas de ionización que atraviesan la atmósfera superior de la Tierra han provocado apagones de radio de onda corta en América del Norte el 21 de mayo y en el sureste de Asia el 22 de mayo.

Los los operadores de radio, los aviadores y los navegantes podrían haber notado una propagación inusual en frecuencias inferiores a ~20 MHz".
Las manchas solares son parches oscuros en el Sol que suelen ser más fríos que el resto de la estrella.

Cuando los expertos dicen que son "más frías", la temperatura media de una mancha solar sigue superando los 3.500 grados Celsius, aunque esto supone un descenso con respecto a la media de la superficie del Sol, que es de 5.500C.

Suelen ser más frías, ya que las manchas solares son zonas de fuertes campos magnéticos.

El magnetismo es tan fuerte que en realidad impide que parte del calor se escape.

Sin embargo, a medida que el campo magnético aumenta, se incrementa la presión en la mancha solar, que puede estallar en forma de erupción solar.

En su mayor parte, las manchas solares y las erupciones solares resultantes son relativamente inofensivas.

Aparte de bajar las frecuencias de radio más bajas, no se espera que esta mancha solar actual inflija mucho daño a la Tierra.

El Dr. Philips continuó en Space Weather: "Hasta ahora no hay señales de CME (coronal mass ejection) dirigidas a la Tierra a partir de estas explosiones; no hay tormentas geomagnéticas en ciernes. Sin embargo, permanezca atento a las actualizaciones".