Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Un gigantesco muro de polvo anaranjado levantado por fuertes vientos ha barrido el sur de Rusia, pintando el cielo de un espeluznante color naranja mientras las ráfagas destruían propiedades e incluso herían a algunos lugareños.
Dust storm in Astrakhan, Russia
© Global Look Press/ vk.com/ astra30
Tormenta de polvo en Astrakhan, Rusia
La tormenta atravesó el miércoles la región de Astracán, la República de Kalmykia, conocida por sus vastas extensiones de estepa, así como Daguestán, en el Cáucaso Norte, causando estragos por el camino.

Los vídeos de la región de Astrakhan, a orillas del río Volga, mostraban calles desiertas cubiertas de una espesa niebla naranja y gente corriendo para ponerse a salvo. Algunos comentaristas en línea compararon las impactantes imágenes con las tomadas por los robots en la superficie de Marte.


La niebla fue arrastrada por fuertes vientos que, según los servicios de emergencia locales, alcanzaron velocidades de hasta 25 metros por segundo. La tormenta dañó líneas eléctricas, tejados y derribó árboles, algunos de los cuales se estrellaron sobre vehículos aparcados.

En la ciudad de Astracán se derrumbó un balcón como consecuencia de la tormenta, y los escombros golpearon a un adolescente que caminaba por debajo. En uno de los pueblos, una niña de 10 años fue golpeada por un árbol caído. Ambas víctimas fueron hospitalizadas en estado moderado.

Unas imágenes de Daguestán mostraron un rebaño de ovejas asustado que se acurrucaba mientras le caía polvo y arena. Los meteorólogos locales dijeron que el fenómeno fue causado por la colisión de dos masas de aire, ya que los vientos fríos llegaron a la región después de unos días de clima cálido.