Traducido por el equipo de SOTT.net en español

Los servicios de rescate de Nueva Caledonia buscaban el jueves el cuerpo de un pescador que se cree que fue atacado por un tiburón, tras una serie de ataques mortales en el territorio del Pacífico Sur este año.
Great white shark
La alarma saltó el miércoles después de que unos pescadores informaran a los servicios de emergencia de que habían visto a un tiburón atacar a un pescador que buceaba en una playa de la península de Nouville, al noroeste de la capital, Noumea.
"Nuestro barco sigue allí, pero no se ha encontrado nada y nadie ha acudido aún a la policía o a la gendarmería para denunciar una desaparición", declaró a la AFP Alexandre Rossignol, responsable de comunicación de la defensa civil.
Los testigos relataron el ataque al periódico Les Nouvelles-Caledoniennes.
"Fue muy rápido. Vimos remolinos en la superficie, era un tiburón que atacaba", dijo un testigo. "Vimos las aletas agitándose por encima del agua y luego nada más".
Un rastreo marítimo y aéreo de la zona aún no ha permitido encontrar al pescador desaparecido, según el gobierno local.

Se ha prohibido nadar y practicar otros deportes y actividades acuáticas en una franja costera cercana al ataque hasta el domingo.

Las autoridades locales también han autorizado la caza de tiburones toro y tigre en un radio de una milla náutica alrededor del lugar del presunto ataque durante 72 horas.

Ya se han capturado varios tiburones, entre ellos un tiburón tigre de 4,3 metros, al que se le hará una autopsia.

Al menos otras dos personas han muerto en ataques de tiburón en el territorio francés frente a la costa noreste de Australia este año.

Un hombre de 53 años murió mientras practicaba paddleboarding en una playa de la misma zona de Nouville a finales de abril, mientras que en febrero un hombre de 57 años murió a manos de un tiburón tigre cerca de la isla de Maitre, un popular lugar turístico de la costa de Noumea.

Las autoridades creen que la desaparición de un nadador y un navegante a principios de este año podría deberse también a los tiburones que se han instalado en las costas cercanas a Noumea.

Según el Archivo Internacional de Ataques de Tiburón del Museo de Historia Natural de Florida, el año pasado se produjeron 13 muertes por ataques de tiburón en todo el mundo, más que la media anual de cuatro.

Fuente: AFP