Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El martes por la mañana se encontraron doce ballenas piloto varadas en las marismas del este de China, y se sospecha que dos de ellas ya están muertas.
Locals try to save 12 pilot whales that were found stranded in tidal flats in eastern China.

Los lugareños intentan salvar a 12 ballenas piloto que se encontraron varadas en las marismas del este de China.
Los esfuerzos de rescate de los funcionarios del gobierno local, los pescadores y los voluntarios comenzaron rápidamente después del descubrimiento, pero ninguna de las ballenas había sido rescatada hasta el martes por la tarde.

Las ballenas fueron descubiertas por primera vez por los pescadores de Linhai, una ciudad cercana al océano en la provincia de Zhejiang, al este de China. Los pescadores llamaron a la policía y dijeron que "había muchos peces grandes" en las marismas, según Qianjiang Evening News.

Al principio, la policía pensó que se trataba de delfines y empezó a ponerse en contacto con expertos de un acuario local. Cuando el personal del acuario llegó al lugar, identificó a los animales como ballenas piloto (calderones), que forman parte de la familia de los delfines.


Cuando se hizo evidente que los animales estaban en problemas -había más de 30 grados centígrados en la zona-, los residentes locales cubrieron a los animales con sábanas y mantas empapadas en agua para ayudarles a refrescarse y mantenerse húmedos. El grupo también construyó toldos para proteger a las ballenas del sol.

Zhu Yupeng, funcionario de la autoridad local de océanos y pesca, declaró a Qianjiang Evening News que devolvieron un calderón al océano, pero que este siguió nadando hacia las aguas poco profundas. Especularon que estaba enfermo, lo que le causó un problema de navegación.

Los expertos sospechan que dos de los animales están muertos. Están intentando entregar dos al acuario y los ocho restantes siguen sumergidos en las aguas poco profundas, con el personal y los voluntarios a su lado.

Hao Yujiang, investigador adjunto de la Academia China de Ciencias, declaró a The Beijing News que una de las estrategias para tratar a las ballenas varadas sería esperar a que suba la marea e "intentar soltarlas para ver si se alejan nadando. Si no, habrá que trasladarlas a un entorno artificial o a una zona portuaria para su tratamiento".

Los calderones suelen medir entre 5 y 6,5 metros de largo (entre 16 y 21 pies) y pueden pesar hasta 3,2 toneladas. Suelen vivir entre 45 y 60 años.

En 2017, un cachalote de 12 metros de largo (40 pies) fue visto atrapado en redes de pesca en las aguas cercanas a Shenzhen, provincia de Guangdong. Tras ser liberado, siguió nadando hacia aguas poco profundas y posteriormente murió.