Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El telescopio espacial Hubble es uno de los proyectos más queridos de la NASA. Tras más de 30 años de servicio, se enfrenta ahora a uno de sus mayores retos, ya que un fallo técnico lo ha dejado en modo seguro durante más de un mes. El miércoles, la NASA dijo que podría haber localizado el origen del problema.
hubble

Imágenes de la NASA emitidas en julio de 2021 muestran el telescopio espacial Hubble a la deriva sobre la Tierra el 19 de mayo de 2009
El equipo del Hubble había estado analizando el ordenador de la carga útil -un hardware que se remonta a la década de 1980- como posible origen de un problema de memoria. "Una serie de pruebas de varios días, que incluyeron intentos de reiniciar y reconfigurar el ordenador y el ordenador de reserva, no tuvieron éxito, pero la información recopilada de esas actividades ha llevado al equipo del Hubble a determinar que la posible causa del problema está en la Unidad de Control de Potencia (PCU)", dijo la NASA.

Al igual que el ordenador de la carga útil, la PCU forma parte de la unidad de mando y manejo de datos del instrumento científico del Hubble. La PCU es responsable de suministrar una fuente de electricidad constante y estable al ordenador y a su memoria. Aquí radica el posible problema.

"El análisis del equipo sugiere que, o bien el nivel de tensión del regulador está fuera de los niveles aceptables (con lo que se dispara el circuito de protección secundario), o bien el circuito de protección secundario se ha degradado con el tiempo y está atascado en este estado de inhibición", dijo la NASA.

El Hubble está equipado con muchos sistemas de reserva, incluida una PCU de reserva. El jueves, la NASA intentará cambiar al otro hardware en un esfuerzo por restablecer el funcionamiento normal del telescopio. Desde que surgió el problema el 13 de junio, el trabajo científico del Hubble se ha paralizado.

Si el plan funciona, aún podrían pasar varios días para que el telescopio vuelva a funcionar. Ha habido preocupación por el envejecido telescopio, que es un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Europea. El sucesor del Hubble, el muy retrasado telescopio espacial James Webb, sigue aquí en la Tierra, a la espera de un posible lanzamiento en octubre.

El Hubble ha superado muchos problemas técnicos a lo largo de su historia, y es posible que sobreviva a este último. La buena noticia es que la NASA tiene un plan, y la esperanza de acompañarlo.