El Ministerio de Salud de Argentina incluirá la vacuna del laboratorio estadounidense Moderna en un estudio que pretende evaluar la combinación de dosis de distintos inmunizantes contra el coronavirus.
Moderna vaccine
© REUTERS / Dado Ruvic
"Hemos definido incorporar la vacuna Moderna en los estudios que buscan determinar la seguridad e inmunidad en la combinación de vacunas", indicó la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, en un comunicado.

El objeto de este estudio es analizar la inmunidad y eficacia en la mezcla de las vacunas disponibles en el país contra el COVID-19: Sputnik V, Sinopharm y AstraZeneca, a la que se suma ahora Moderna.
"Avanzar en la producción de evidencia científica en este sentido es muy importante de cara a contar con un abanico mayor de posibilidades para alcanzar esquemas completos en el menor tiempo posible", explicó la ministra.
La publicación contará con la participación de voluntarios mayores de 18 años, con y sin factores de riesgo, vacunados con una dosis de las vacunas Sputnik V, AstraZeneca o Sinopharm hace al menos 60 días.

Están excluidas aquellas personas con enfermedad o tratamiento inmunosupresor, mujeres embarazadas o lactantes y aquellas que hayan contraído el COVID-19 o hayan presentado una reacción alérgica grave a cualquier vacuna.


Comentario: Esta es una idea pésima, los efectos secundarios negativos de una sola vacuna experimental siguen en aumento, combinarlas es una idea con un potencial negativo gigantesco.


En este estudio intervienen investigadores del Ministerio de Ciencia, del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) y las provincias de Buenos Aires (este), Córdoba (centro), La Rioja (noroeste), Mendoza (centro-oeste) y San Luis (oeste).

Argentina recibió hasta la fecha 41.833.930 dosis contra el coronavirus.

Más de seis millones de ciudadanos fueron inmunizadas por completo, mientras que otros 23,8 millones de habitantes recibieron la primera dosis contra la enfermedad, en un país con 45,8 millones de personas.