Traducido por el equipo de Sott.net en español

Es una temporada de eclosión como ninguna otra para el Equipo de Tortugas de la Upper Thames River Conservation Authority (UTRCA), cuyo principal objetivo es repoblar especies de tortugas en peligro de extinción, como la tortuga de caparazón blando espinosa y otras.
Sam Arevalo of the Upper Thames River Conservation Authority holds up two rarities: An albino baby snapping turtle and a two-headed map turtle.
© Mike Hensen/The London Free Press
Sam Arévalo, de la Autoridad de Conservación del Alto Támesis, sostiene dos rarezas: Una cría de tortuga mordedora albina y una tortuga mapa de dos cabezas.
Scott Gillingwater, biólogo de especies en riesgo de la UTRCA, dice que ha sido una temporada de eclosión exitosa con las aproximadamente 4.500 tortugas de caparazón blando espinoso que van a criar - y algunos recién nacidos únicos, incluyendo una tortuga mapa de dos cabezas y seis tortugas mordedoras albinas.

"Eso podría ser genético, podría ser por los contaminantes, pero creo que la razón por la que estamos viendo más de lo típico es porque estamos teniendo éxito en nuestros esfuerzos. Estamos trayendo más huevos. Siempre hay más posibilidades cuanto más huevos tienes", dijo Gillingwater.



Samantha Arévalo, asistente de especies en riesgo, dice que entrar en el trabajo se siente como una mañana de Navidad todos los días, ya que su equipo espera con emoción más crías.

"Hay un cierto nivel de asombro porque no se ve a menudo", dijo Arévalo.

Aunque la tortuga mapa bicéfala y las seis tortugas mordedoras albinas son hermosas y únicas en la temporada de crías de este año, las posibilidades de que sobrevivan hasta la edad adulta una vez en la naturaleza, son escasas.

Pero aún hay esperanza para los cientos de otras crías.

Gillingwater insta a la gente a ayudar a salvar a las tortugas.

"Cuanto más podamos hacer para crear un hábitat natural, restaurar algunos de los hábitats perdidos y simplemente tener cuidado con ellos en las carreteras y caminos", dice Gillingwater.

Añade que si se ve una tortuga en la carretera, lo mejor es apartarla a un lado si es seguro hacerlo, pero si se ve una tortuga en su hábitat natural, hay que dejarla en paz.

Si quieres ayudar al Equipo Tortuga en sus proyectos de repoblación, infórmate aquí.