Traducido por el equipo de Sott.net

El análisis muestra que en 2021 se destruyeron más de 18,16 millones de hectáreas, un récord absoluto desde que se inició el seguimiento por satélite
A firefighter trying to extinguish wildfire in the republic of Yakutia, Russia, in August 2021.
© Emercom Of Russia
Un bombero intenta extinguir un incendio forestal en la república de Yakutia, Rusia, en agosto de 2021.
Rusia ha sufrido su peor temporada de incendios forestales en la historia moderna del país, según datos recientes de la Agencia Forestal Rusa analizados por Greenpeace.

Los incendios han destruido más de 18,16 millones de hectáreas de bosques rusos en 2021, estableciendo un récord absoluto desde que el país comenzó a controlar los incendios forestales mediante satélites en 2001. El récord anterior se estableció en 2012, cuando los incendios cubrieron 18,11 millones de hectáreas de bosque.

El récord se superó a finales de la semana pasada tras una larga temporada de incendios que también ha producido niveles sin precedentes de emisiones de incendios forestales a nivel mundial y ha trastornado la vida cotidiana de cientos de miles de personas que viven en Siberia y otros lugares del centro de Rusia.

"Desde hace varios años, cuando la superficie de los incendios supera los 15 millones de hectáreas, se ha convertido, con toda probabilidad, en la nueva normalidad en las condiciones de la nueva realidad climática", escribió Greenpeace Rusia.

Estos incendios han afectado principalmente a las comunidades de Siberia, donde los veranos secos y calurosos han convertido los vastos bosques de la taiga en un polvorín. En Yakutia, una región del norte de Siberia especialmente afectada, la niebla tóxica cubrió la capital, Yakutsk, durante semanas, y los aldeanos han tenido que unirse en los últimos esfuerzos para salvar sus hogares.

"Los trabajadores de emergencia han venido y los aldeanos también están luchando contra los incendios, pero no pueden apagarlos, no pueden detenerlos", dijo por teléfono en julio Varvara, una mujer de 63 años de la remota aldea de Teryut. "Todo está en llamas".

Las estadísticas no registran otros tipos de incendios que tienen lugar fuera de los bosques rusos. "Si contáramos todos los incendios -de hierba, de caña, de tundra, donde no hay fondo forestal- veríamos una cifra aún mayor", escribió Grigory Kuksin, jefe del proyecto de lucha contra incendios de Greenpeace Rusia. La superficie total podría alcanzar los 30 millones de hectáreas, dijo, un área del tamaño de Italia o Polonia.

(Lea más aquí, si está interesado en las emisiones de dióxido de carbono asociadas).