Traducido por el equipo de Sott.net

La policía del sur de Ostrobothnia está investigando un informe según el cual una persona que paseaba a un perro cerca del parque nacional de Lauhanvuori fue mordida en la mano por un lobo el sábado por la noche.
A grey wolf seen in a file photo.
© AP/Dawn Villella
Un lobo gris en una foto de archivo.
"Este asunto fue denunciado a la policía durante el fin de semana", confirmó a Yle el director de comunicaciones del Departamento de Policía de Ostrobothnia, Mikael Appel.

El informe a la policía detallaba que el dueño y el perro estaban paseando por la zona cuando el perro se agitó, gruñendo y tratando de liberarse de la correa. El dueño vio la figura de un animal justo delante de ellos, y el animal atacó entonces al hombre, que levantó la mano para defenderse.

El hombre recibió una herida leve como resultado del incidente, según la policía, y pudo dirigirse a su casa antes de presentar una denuncia.

La policía comenzó a investigar el incidente en el lugar de los hechos el domingo, junto con representantes de la Agencia Finlandesa de la Fauna y la Flora, pero no se encontró ningún rastro de lobo durante las primeras fases de la investigación.

Según la policía, la investigación del lugar se vio dificultada por la lluvia nocturna, así como por el movimiento de los cazadores en la misma zona el domingo por la mañana, pero la investigación sigue su curso y no se facilitará más información por el momento.

Jarkko Latvanen, presidente del grupo de cazadores de Kauhajoki que opera en la zona, dijo a Yle que se sabe que los lobos vagan por la región y, por tanto, incidentes como el presunto ataque del sábado por la noche son "esencialmente posibles".

Un proyecto especializado llamado Life BorealWolf (LifeSusi en finlandés) advirtió a principios de año a los grupos de caza y a los paseadores de perros que las posibilidades de que los perros de caza se encuentren con un lobo en los bosques de Finlandia este otoño han aumentado considerablemente en comparación con el año pasado.