El periodo de la lactancia no es más un impedimento para inmunizarse con la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, según las instrucciones del compuesto publicadas en el registro nacional de medicamentos de Rusia.
Sputnik V
© Sputnik / Vladimir Trefilov
El documento señalaba antes que la lactancia podía ser una contraindicación. En la nueva versión ya no figura este inconveniente.

Con ello queda abierto el camino para que las mujeres lactantes que estén dando pecho se vacunen con la Sputnik V sin interrumpir el amamantamiento.

Desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya de Moscú con la financiación del Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), Sputnik V fue la primera vacuna anti-COVID registrada en el mundo.

El compuesto de Gamaleya consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. La primera se basa en el adenovirus humano tipo 26 y la segunda, en el adenovirus humano recombinante del tipo 5.

La vacuna tiene una efectividad de 97,6%, según recientes estudios que abarcaron a casi 4 millones de personas inoculadas