Según los cálculos del científico, el objeto celeste se encuentra a una distancia del Sol 225-250 veces mayor que la Tierra y su masa excede en 3-5 veces a la de nuestro planeta.
planets
© Tingshu Wang / Reuters
Michael Rowan-Robinson, astrónomo británico y profesor del Imperial College de Londres, publicó recientemente en el servidor de prepublicaciones arXiv un artículo en el que revela haber dado con un nuevo candidato para el papel del enigmático Planeta Nueve.

Este es el nombre provisional dado a un hipotético planeta helado de gran tamaño que podría existir en el sistema solar exterior. La idea fue propuesta en 2016 por los astrónomos del Instituto Tecnológico de California Michael E. Brown y Konstantin Batygin. Sin embargo, hasta ahora nadie ha podido probar su existencia.

Rowan-Robinson analizó imágenes del antiguo observatorio en órbita IRAS y detectó varios cientos de posibles cuerpos celestes en el sistema solar exterior, de los que solo uno, el R20593 + 6413, cumplió con todos los criterios para ser el Planeta Nueve.

Se encuentra a una distancia del Sol 225-250 veces mayor que la Tierra y su masa excede a nuestro planeta en unas 3-5 veces. Según los cálculos del astrónomo, el objeto se halla dentro de la constelación de Cefeo y gira en una órbita muy inclinada.

Ello, a su vez, podría explicar por qué aún no se ha encontrado al supuesto noveno planeta de nuestro sistema solar, ya que los científicos anteriormente no contemplaban que este pudiera girar en una órbita de este tipo.

El científico espera que nuevas observaciones con telescopios ópticos e infrarrojos confirmen su hipótesis.