Traducido por el equipo de Sott.net

Más de 1.000 manatíes han muerto en Florida en lo que va de año, eclipsando un récord anual anterior, ya que los mamíferos marinos amenazados luchan contra la inanición debido a la contaminación del agua.
In this Dec. 28, 2010 file photo, manatees swim in a canal in Fort Lauderdale, Fla.
© Lynne Sladky
En esta foto de archivo del 28 de diciembre de 2010, los manatíes nadan en un canal en Fort Lauderdale, Florida.
La Comisión de Conservación de la Pesca y la Vida Silvestre de Florida informó del total actualizado el miércoles. Las 1.003 muertes de manatíes en lo que va de 2021 son muchas más que las 637 registradas el año pasado y muy por encima de la marca anterior de 830 establecida en 2013.


Los manatíes, de movimientos lentos y voluminosos, llevan mucho tiempo luchando por coexistir con los humanos. Los choques con embarcaciones son la causa de algunas muertes y muchas lesiones. Pero las autoridades estatales y los grupos ecologistas afirman que la escorrentía de agua contaminada procedente de la agricultura, el alcantarillado y otros desarrollos artificiales ha provocado la proliferación de algas en los estuarios, ahogando la hierba marina de la que dependen los manatíes. El cambio climático está agravando el problema.

Las autoridades prevén otro mal año para los manatíes, con más muertes a medida que Florida entra en los meses de invierno, cuando los animales se congregan en zonas de aguas cálidas donde los suministros de alimentos han disminuido. Las praderas marinas de la costa oriental del estado se han visto especialmente afectadas.

Para agravar el problema, los manatíes tardan en reproducirse. Según la organización sin ánimo de lucro Save the Manatee Club -cofundada por el músico de Florida Jimmy Buffet-, una cría nace cada dos o cinco años después de que el manatí alcance la madurez sexual, aproximadamente a los 5 años. Los nacimientos de gemelos son raros.

"Los manatíes están en graves problemas", dijo el miércoles en un comunicado el ZooTampa de Lowry Park, uno de los cuatro principales centros de cuidados críticos de manatíes de Florida. "La pérdida de más de 1.000 manatíes este año es profundamente preocupante y tendrá graves repercusiones en los próximos años".

La comisión está pidiendo a los legisladores estatales que aprueben 7 millones de dólares en la próxima sesión legislativa para la restauración de la hierba marina, los centros de rehabilitación de manatíes y otros proyectos. Los legisladores aprobaron 8 millones de dólares el año pasado.

Los manatíes fueron incluidos en la lista de especies en peligro de extinción a partir de 1966, pero su estatus fue cambiado a amenazado en 2017. Hay un nuevo impulso para restablecer la etiqueta de especie en peligro de extinción para atraer más recursos y atención al problema.

La comisión de vida silvestre estima que actualmente hay unos 7.500 manatíes, también conocidos como vacas marinas, que viven en aguas de Florida. Las zonas de observación en torno a los lugares de aguas cálidas en invierno son una gran atracción turística en todo el estado.

Fuente: The Associated Press