Traducido por el equipo de Sott.net

El mes de diciembre ha sido extraordinario para la nieve en los Pirineos, pero a partir del miércoles se prevén más nevadas, mientras que los Alpes también disfrutarán de más nieve fresca.
Snow fell in abundance this weekend, like here at Mourtis (Haute-Garonne)
© Nico Gareil / Météo Pyrénées
La nieve cayó en abundancia este fin de semana, como aquí en Mourtis (Haute-Garonne)
El fin de semana estuvo marcado por las nevadas sostenidas en los Pirineos, con una media de entre 50 cm y 70 cm de nieve en altitudes superiores a los 1.200 m, que en algunas zonas hacia el oeste de la cadena montañosa llegó a 1 m.

Según Météo-France, el nivel de nevadas en el oeste de los Pirineos es notable para la época del año, sobre todo porque las acumulaciones se consideraban "muy bajas" hasta el 24 de noviembre. El pronosticador dijo que la cobertura invernal de nieve por debajo de los 2.000 metros -la media ahora es de 1 metro a 1.500 metros- está entre las mejores para el comienzo de diciembre y es equivalente a los niveles normales de mediados de enero.



Los 1,37 m de nieve registrados en Arette La Pierre Saint Martin (1.650 m) el 6 de diciembre constituyen un récord para el mes desde que se abrió la estación meteorológica en diciembre de 1971. Los 1,36 m registrados en la estación meteorológica automática de Soum Couy se encuentran entre las cuatro mayores acumulaciones registradas allí desde la apertura de la estación en enero de 1997.

En el puesto de la red de observación nivometeorológica de Cauterets, en los Altos Pirineos, también se registró un récord de 2 m de nieve el 6 de diciembre, gracias a la nevada de 1 m que cayó entre el viernes y el lunes, mientras que los 1,75 m de nieve registrados en el lago de Ardiden (2.445 m) son los más altos desde que se abrió la estación en octubre de 1995.

snow
Las nuevas caídas, que comenzarán en la noche del martes 7 de diciembre, están relacionadas con el sistema meteorológico de la tormenta Barra, que actualmente está azotando el suroeste de Irlanda y que se desplazará a través de Irlanda y hacia Gran Bretaña.

Aunque los vientos en Francia no alcanzarán las velocidades de 157 km/h registradas en Fastnet, frente a la costa del suroeste de Irlanda, a primera hora del martes, se pronostican fuertes ráfagas en el noroeste de Francia, y la costa atlántica experimentará un fuerte oleaje.

El miércoles se prevé de nuevo una fuerte nevada en los Pirineos. "La nieve volverá a caer a una altura relativamente baja... con caídas que podrían afectar a la red de carreteras", advirtió Météo-France en su boletín vespertino del lunes.

"Los Pirineos podrían ver más de un metro de nieve".

Con la nueva nieve, sin embargo, hay una advertencia. "Las profundidades de nieve, superiores a los 2 m en el suelo, pasarían a ser extraordinarias en buena parte de la cordillera durante la primera quincena de diciembre", dijo el pronosticador, advirtiendo del aumento del riesgo de aludes.

En los Alpes, se espera que los restos del sistema meteorológico provoquen importantes nevadas, sobre todo en las zonas occidentales y meridionales, y otra tormenta procedente del noroeste llegará a la cordillera el viernes.