Traducido por el equipo de Sott.net

Treinta y tres ballenas piloto varadas han muerto después de que casi 50 fueran encontradas varadas en el puerto de Parengarenga, en el Extremo Norte.
Thirty-three of the stranded pilot whales died over the weekend.

Treinta y tres de las ballenas piloto varadas murieron durante el fin de semana.
El personal del Departamento de Conservación (DOC), junto con las iwi locales Te Aupōuri, Ngāti Kuri y NgāiTakoto, respondieron al varamiento masivo de 49 ballenas el sábado.

Una portavoz del DOC dijo que cuando los equipos llegaron, 14 de las ballenas ya estaban muertas, y se intentó reflotar a las ballenas supervivientes con la marea alta.

El domingo, 16 de las ballenas habían sido reflotadas con éxito y sacadas del puerto a aguas abiertas, dijo la portavoz, pero 33 habían muerto.
"Más tarde, ese mismo día, el Proyecto Jonás recibió una llamada telefónica de un navegante que dijo que las ballenas habían regresado al puerto y que 12 estaban sangrando tras ser atacadas por tiburones. Dos kaitiaki de Te Aupōuri volvieron al puerto y a la playa para buscar a las ballenas pero no se vio ninguna".
El lunes, tanto el DOC como la iwi local volvieron al puerto para asegurarse de que ninguna ballena había quedado varada, pero no se vio ninguna.

Las ballenas piloto viajan en grupos de entre 20 y 100 ejemplares, pero a menudo se reúnen en grupos mucho más grandes.

Según el DOC, las ballenas piloto son "varadoras prolíficas", pero este comportamiento no se conoce bien.

El mayor varamiento de ballenas piloto registrado fue de unas 1.000 ballenas en las islas Chatham en 1918.