Traducido por el equipo de Sott.net

Una ola de calor sin precedentes azota Argentina, con temperaturas que alcanzan los 45ºC en algunas zonas del país. El aumento de la demanda de energía ha provocado cortes en la red eléctrica.
buenos aires cafe
© Florencia Martin/picture alliance via Getty Images
Gente sentada en un café a más de 40 grados donde la electricidad ha fallado. Gran Buenos Aires
Al menos 700.000 personas se quedaron sin electricidad en Buenos Aires el miércoles, mientras los residentes de la capital argentina soportaban temperaturas sofocantes en medio de una ola de calor histórica.

Las empresas eléctricas achacaron el apagón a un enorme aumento de la demanda de energía, que a su vez provocó fallos técnicos y cortes de luz. El apagón se produjo cuando la temperatura superó los 41ºC en la capital.

Los 41,1C registrados el martes a las 16:05 hora local son la segunda temperatura más alta en la capital desde 1906, según las autoridades de la ciudad. Se prevé que las temperaturas sigan siendo elevadas el jueves y el viernes, antes de remitir finalmente el domingo.

"Tenemos que ser muy cuidadosos estos días", dijo el alcalde de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, mientras los líderes locales advertían a la gente que se mantuviera alejada del sol y se hidratara.

"Esta es una ola de calor de características extraordinarias, con valores extremos de temperatura que incluso serán analizados después de su finalización, y puede generar algunos récords históricos para las temperaturas de Argentina y la persistencia del calor", dijo a Reuters el meteorólogo Lucas Berengua.

La ola de calor, que ha registrado las temperaturas más altas del país desde 1957, ha sido impulsada por el patrón meteorológico La Nina del Océano Pacífico.

Argentina es actualmente el lugar más caluroso del mundo, con máximas diarias que superan las de Australia. La falta de lluvias también ha hecho que el nivel de agua del río Paraná descienda a su nivel más bajo en casi 80 años.